sábado, 17 de agosto de 2013

Capítulo 74



TWITTER: @Inma_06



Capítulo 74

Poco después de hablar con Peter empezó a escuchar voces en la nave e intentó averiguar quiénes eran por si las reconocía. Pero su intentó fue en vano, sobre todo porque hablaban algún idioma de un país centroeuropeo, y no los entendía. De un momento a otro las voces se fueron alejando y solo escuchó que alguien se acercaba al cuarto donde estaba metida.

- Veo que no has probado bocado – dijo Héctor.

- No tengo hambre – contestó Lali sin intentar sonar desafiante.

- Como quieras, después no digas que no te trato bien.

- ¿Quién vino?

- Unos amigos, y han traído compañía.

- ¿De qué hablas?

- Te he dicho, que un tiempo te tendría para mí. Pero tengo que vivir de algo, así que he conseguido contactar con unos viejos amigos y he vuelto al ruedo, pero esta vez a lo grande.

- No cambias más.

- Nunca – dijo él sobre sus labios y la besó – vamos.

- ¿Dónde? – preguntó Lali nerviosa, ahora no podían irse.

- Tranquila solo tienes que sentarte acá – dijo sentándola en una silla frente a una mesa y le ató las manos por detrás de la silla – y esperarme. No intentes nada.

Cuando Héctor salió de ese espacio que era el principal de la nave, Lali intentó desatarte pero le fue imposible. Además dejó de intentarlo cuando comenzó a escuchar gritos de voces femeninas. Logró distinguir al menos tres.

- ¿Te acuerdas de Lola? – preguntó Héctor  y Lali asintió – ella es Laura, su hermana pequeña.

- ¿Qué vas a hacerle? – quiso saber Lali. Lola era una de las prostitutas que estaba con ellos en España, la usaban para lo que querían. Lola le habló varias veces de Laura, era 10 años menor que ella, por lo que la chica tendría ahora 16 años, y le dijo que lo único que no quería es que terminara como ella: vendiendo su cuerpo por dinero y enganchada a la droga.

- Que lista que eres por favor – proclamó Héctor – te he dicho antes que volvía a lo grande. Ahora no voy a vender drogas… ellas – dijo acariciando el cuerpo de la chica – son mejores.

- No podes hacer eso.

- Sí… me las han encargado unos días, y voy a disfrutarlas a todas y cada una de ellas.

- ES UNA NIÑA – gritó Lali intentando soltarse de la silla – no lo HAGAS DEJALA EN PAZ – empezó a alterarse demasiado cuando vio que Héctor apoyaba a la chica sobre la mesada que había frente a ella y la chica comenzaba a llorar sin poder controlarse. No podía defenderse, tenía las manos atadas y él se encargaba de agarrarle bien las piernas para que no pudiera hacer eso. Empezó a besarla y acariciarla hasta que llegó a su parte íntima – NOOOOOO – gritó Lali y él paró.

- DEJÁ DE GRITAR.

- ¿Por qué haces esto? Es una cría.

- Así es mejor, probablemente ni si quiera hay tenido sexo en su corta vida.

- ERES UN HIJO DE PUTA – gritó Lali.

Él tiró a Laura a un lado sin tener el menor miramiento de que la chica pudiera hacerse daño, y comenzó a acercarse a Lali. Ella buscó que la chica estuviera bien, y vio como poco a poco buscaba apoyarse contra alguna pared para hacerse un ovillo e intentar refugiarse en sí misma. Perdió su visión cunado Héctor la levantó de golpe y la puso frente a él.

- DEJA DE GRITAR ZORRA. Con tus gritos o sin ellos me las voy a tirar una a una frente a tus ojos, vas a cargar en tu conciencia sus violaciones por el resto de su vida.

- No lo hagas, déjalas por favor. Haceme lo que quieras a mí pero dejalas a ellas.

De pronto, Héctor la dejó sobre la silla de nuevo y fue a agarrar a Laura para devolverla de donde la había sacado. No tardó en volver. Volvió a parar a Lali para ponerla contra la mesa.

- Te dije que la próxima vez que te hiciera mía me lo ibas a pedir tú – le recordó Héctor sobre sus labios.

Poco a poco, comenzó a besarla y manosearla. Lali solo podía rezar para que pudieran llegar pronto por ella. Necesitaba que Peter llegara antes de que Héctor volviera a abusar de ella… no podría soportarlo una vez más. De pronto la volvió y la puso de espaldas a él, tumbándola hacia delante de manera que el pecho y la cara de Lali quedaron contra la mesada mientras él refregaba su sexo contra el culo de Lali.



- ¿Dónde estás? – preguntó Peter – recién llego y no llegaron ustedes.

- Estamos llegando. Peter no hagas nada por favor, 5 minutos y llegamos te lo juro – respondió Javier.

Pero entonces, Peter escuchó un grito. Había estado escuchando varios gritos pero no los logró identificar por la distancia. Por eso decidió bajarse del coche y acercarse sigilosamente a pie. Ahora, estando más cerca escuchó ese grito y logró identificar que era de Lali.

- Lali – logró articular.

- Peter no entres, ¿me escuchaste? No… - pero Javier no pudo repetirle la orden nuevamente porque Peter le había colgado el teléfono. Buscó alguna forma de entrar, y encontró una pequeña ventana abierta.

- No por favor – escuchó que Lali se quejaba entre lágrimas y comenzó a correr por el lugar sirviéndose de la voz de Lali como guía.

- DÉJALA EN PAZ – gritó Peter cuando visualizó a Lali casi desnuda y entre los brazos de Héctor. Eso grito sorprendió tanto a Lali como a Héctor.

- Pitt – dijo Lali entre sollozos.

Héctor quiso echar mano de su arma, pero ya tenía a Peter encima. Comenzaron una pelea.

- Peter no por favor – suplicaba Lali. Tenía miedo de que pudiera salir lastimado – basta.

Pero Peter no la oía. O sí, sí que la oía. Pero escuchar la voz rota de su mujer y recordar la imagen que había visto segundos atrás, le daban fuerzas para seguir pegándole a ese infeliz. Consiguió con uno de los puñetazos en el estómago que Héctor soltara el arma y comenzó a golpearle la cara. Estaba envuelto en rabia y no vio como le sangraba la cara a ese criminal.

- Mi amor – lloró Lali sin fuerzas y ese grito silenciado junto con el golpe de ella al sentarse en el suelo hicieron reaccionar a Peter. Se olvidó de Héctor y se volvió hacia Lali para atajarla entre sus brazos.

- Mi vida – decía mientras la abrazaba – pequeña, ya está todo pasó – le repetía en el oído una y otra vez.

- Peter – era lo único que podía repetir Lali. Aun no podía creer que todo hubiese acabado.

- Venía acá que te suelte.

Comenzó a soltar las manos de Lali, y vio sus muñecas llenas de rozaduras y marcas de las cuerdas. Cuando lo hizo, se quitó la sudadera que llevaba y se la puso a ella.

- Peter cuidado – dijo Lali viendo como Héctor los apuntaba con el arma desde el suelo. Lo siguiente que se escucharon fueron disparos.

No era consciente de donde provenían esos disparos, solo que Peter la había abrazado y se había tirado hacia un lado protegiéndola a ella e intentado evitar la bala. Comenzó a mirar a su marido y vio que el brazo sangraba.

- Peter el brazo – le dijo Lali tapándole la herida con las manos.

Sin embargo los disparos seguían sucediendo y es que sus compañeros habían conseguido llegar a tiempo y evitar que Héctor acabara con ellos. Levantó la vista de los ojos de Peter y vio como el cuerpo de su agresor yacía en el suelo, sin signos vitales… y es que su cuerpo estaba lleno de balazos.

- ¡LALI!  ¡PETER! – gritó Javier - ¿Están bien?

- Le dispararon – dijo Lali taponando la herida.

- Tranquila, ya vienen los paramédicos.

- Estoy bien mi amor – decía Peter dolorido – te amo – le dijo y la besó.

- Lali, la bala solo le rozó, el casquillo está acá – dijo Javier mostrándoselo entre sus manos y Lali sonrió.

- Estás loco – consiguió decir mientras Javier y los paramédicos los ayudaban a levantarse.

- ¿Estás bien? ¿te hizo algo? Lali por favor decime que no te hizo nada porque no me lo voy a perdonar jamás – le preguntó Peter mientras los sentaban a ambos en la mesada.

- Tranquilo – respondió ella y le acarició la mejilla – no me hizo nada.

- ¿Me lo juras?

- Te lo juro. Me salvaste mi amor – le agradeció ella con un beso.

- Señorita déjeme revisarla – dijo uno de los paramédicos e intentó sacarle la sudadera que Peter le había puesto y Lali se apartó.

- Prefiero que sea ella – respondió Lali señalando a la compañera del médico.

- Vení acá mi amor – le dijo Peter abrazándola con el brazo que no tenía herido.

- Lo tengo que curar señor – se quejó el enfermero porque Peter no se quedaba quieto.

- Lo siento – se disculpó Peter sin dejar de mirar a Lali – deja que te revisen Lali.

Ella asintió y la enfermera se acercó a ella. Estaba haciendo su trabajo cuando Mireia salió al espacio de la nave donde se encontraban ellos.

- Javi. Tenes que ver esto – dijo la policía.

- ¿Qué pasó? – preguntó Javier.

- Hay chicas. Al menos tres. Son las voces que logré distinguir. Yo estoy bien – dijo parando a la enfermera – ellas están peor. Sobre todo una, se llama Laura y tiene que estar llena de magulladuras y golpes.

- Tranquila. Ahora mis compañeros van a ir con ellas – le aseguró la enfermera – Yo sigo con vos.

- En serio estoy bien.

- Que terca que es. Cuando termine con usted, voy a ayudar a mis compañeros. ¿Se queda satisfecha? – preguntó la enfermera algo irónica.

- Gracias – y por primera vez en mucho tiempo Lali medio sonrió y Peter se quedó observándola.

Javier volvió con las chicas, Lali había oído a tres. Pero eran seis, y todas rondaban entre los 15 y los 18 años. Las envolvieron en mantas y las metieron en los coches para poder llevarlas a un hospital y que les hicieran exámenes más a fondo. Además tenían que tener tratamiento psicológico.

- ¿Vamos? – preguntó Javier cuando ya los paramédicos terminaron de atender a Lali y Peter y ellos se mantenían abrazados – Acabo de avisar a sus familias y quieren verlos. Les dije que vamos para el hospital.

- No quiero irme al hospital, quiero mi cama, por favor – pidió Lali mirando a Peter.

- Vamos al hospital a que te examinen bien. Los paramédicos dijeron que no ven lesiones grandes, pero es mejor que te examinen a fondo. Por favor, mi amor.

- En donde me tenía encerrada hay una bolsa con ropa y necesito cambiarme, por favor. No quiero que me vean así – dijo siendo consciente que la ropa que tenía puesta estaba hecha jirones y aceptando ir al hospital.

Peter y Javier acompañaron a Lali. Ella pidió entrar sola para cambiarse, pero Peter se negó y entró con ella.

- Ya no me va a pasar nada, Héctor murió.

- No me voy a separar de vos –respondió Peter y le dio la bolsa a Lali.

Ella se sacó la ropa mientras le pedía a Peter que buscara su móvil por debajo del colchón. Se cambió lo más rápido que pudo para que Peter no viera los primeros moratones que comenzaban a hacerse notar después de cuatro días de maltrato.

- Lista – dijo.

- Ok, vámonos.

- Pitt. Dejame tu celu, llamo a mamá para que no vayan al hospital. Que esperen en casa si quieren, no quiero estar mucho tiempo en el hospital.

- Vas a estar el tiempo que tengas que estar – le dijo Peter mientras salían de la habitación y con Javier iban hacia el coche de Peter – dale subi mi amor. Toma mi celular para que llames a tu mamá y escuche que estas bien.

- Gracias - dijo ella y lo besó. Te amo.

Peter respondió con otro beso y dio la vuelta para salir de aquel lugar de una vez y por todas.

24 comentarios:

vale dijo...

Me encanta más!

Moni la cuchuuu dijo...

Increiblee! Gracias a dios el hijo d puta d hector ha muertio! Y ke esos moratones d lali ojala k no sean nada importante! Con respecto a Peter es todo un heroe! Lo amooo! Stoy deseando ver el reencuentro d lali con su beba! Va a ser increiblee! La pregunta es ; lali seguira siendo policia despues d todo esto? Ojala k dii xk es una genia! Peter un tierno total! Cada dia me enamora mas este xico! Felicitaciones x el capi! Me dejastes con una sonrisa d oreja a oreja y hoy dormire en paz! Jajajaa gracias cuchu x subir todos los dias! Mañana disfruta a tope cada segundo del concierto d tu pablo k te lo mereces! Entiendo k sta noche no podras dormir xk yo ando igual los dias y horas antes d lis conciertos d mi bisbal! Disfrutalo y pasatelo en grandee! Felicitacioness! Tqm cuchuuuu!

Carolina Astudillo dijo...

Me dejaste con una sonrisa de oreja a oreja,menos mal que hector murio y peter salvo a lali

Anónimo dijo...

mas noveeeeee

Chari dijo...

Héctor out,pero me gustaría k las chicas denunciaran a los otros individuos k pretendían traficar con ellas.Lali ,parece mantener la fortaleza,pero en algún momento tendrá un abatimiento x lo ocurrido.Lo bueno es k Peter ,no la va a dejar sola ,y Lali va a tener todo su apoyo ,y el de ambas familias.

lali Esposito idola dijo...

Awww porfinnn

Caparatodos dijo...

me encanta, me encanta!!!!!!!!

Caparatodos dijo...

al fin juntos de nuevo!!!!!!!!!!!!!! :D

Caparatodos dijo...

PEter llegó justo a tiempo!!! ya veo que cuando vea los moretones de Lali va a querer revivir a Hecotor para matarlo varias veces más por haberla hecho sufrir tanot!

Caparatodos dijo...

lo peor de todo, es que esto pasa en la vida real! que estos enfermos existen y usan a las mujeres, las maltratan y abusan de ellas a su antojo como si fueran objetos!

Caparatodos dijo...

y lo que es aún peor es que muchas mujeres caen en eso y se dejan hacer porque quieren dinero... pero se les va de las manos la ambición y al final terminan de esclavas!

Caparatodos dijo...

me pa que me metí de lleno en la historia! con feeling jajajaja

Caparatodos dijo...

quiero más Inmilla!!!! me encanta y ya quiero leer el reencuentro con Abril y todo!

Caparatodos dijo...

más más más más ASAP! y disfruta del concierto y Pablito mañana! ;)

Mely dijo...

Hahaha porfin juntos de nuevo haha pete llego justo a tiempo :/ no quiero imaginar que hubiera pasado
Quiero mass

Anónimo dijo...

Me encanta tu novelaaaa, espero maaaaasss!!! Soy Maria de novesdepeterylali.blogspot.com :)

Arii dijo...

Que bueeen cap, menos mal que la encontraron!!

Arii

silvia_fnt dijo...

Puff menudos capítulos, que mal lo he pasado, menos mal que todo a pasado por fin, o eso espero :)
muchos besos

Anónimo dijo...

Que bueno que peter llego a tiempo
Subí más noveeeee me encanta

ATTE: Valeria : )

lali Esposito idola dijo...

75!!!!!!!!!!!! Porfiiiiiii

lali Esposito idola dijo...

75!!!!!!, ayer me quede esperando y no pusiste

Laliter Endless Love dijo...

que buen capitulooooooooooo! GENIAL! quiero mas novelaaaaaa

Anónimo dijo...

subeeeeeeeeeeeeeeeee maaas

Anónimo dijo...

INCREIBLE estoy llorando de la emocion(': subee otro capitulo porfavoooor

Publicar un comentario