jueves, 15 de agosto de 2013

Capítulo 73

BUENAS!!!!! ¿Qué tal estáis pasando el día? Espero que bien!!! =) 

Aquí os dejo un capitulo nuevo, creo que este lo vais a disfrutar un poquito más que los anteriores, al menos eso espero =) Aunque quizás más que disfrutarlo más, lo disfrutéis de otra manera =P GRACIAS! por leer y firmar, sois geniales!! <3

Sin mucho más que decir os dejo el cap BESOS!!! GRACIAS!!! <3 

¡A LEER Y FIRMAR! =) <3


TWITTER: @Inma_06


Capítulo 73

Un día más pasó, y lo único que habían conseguido averiguar era el lugar donde se había estado escondiendo Héctor. Cuando llegaron a la casa, la registraron y comenzaron a investigar todas las posibles pistas de donde podría ir. En uno de los cajones, tenía tres pasaportes falsos, lo que Javier y Mireia se encargaron de investigar cuantos más tenía, porque si pretendía salir del país, tendría que llevar identificación.

- Buenas tardes – saludó Javier a Peter llegando a su casa.

- Novedades – preguntó él dejándolo entrar y cogiendo a su hija en brazos.

- Hola hermosa – la saludó el policía – no con certeza, pero creemos que sabemos que identificación está usando. Pero vengo por otra cosa. Nos llamaron del hospital donde trabajás, Mireia fue y estuvo viendo unas cintas que fueron grabadas por las cámaras de vigilancia.

- No entiendo Javi.

- A vos te suspendieron por hacer algo que no hiciste. Pues bien, como se dieron cuenta que vos no fuiste, el hospital continuó la investigación y observando las cintas se dieron cuenta que alguien haciéndose pasar por médico. No lo reconoce nadie, así que llamaron a la policía. Mireia al ver las cintas, pudo ver que se trataba de Héctor.

- ¿Es una joda? – preguntó Peter escéptico - ¿Por qué hizo eso?

- No lo sabemos, supongo que haciéndote daño a vos se lo hacía a Lali.

- Lo voy a matar – maldijo Peter – estuvo a punto de matar a una mujer que ni siquiera conoce, no tiene nombre este tipo.

- Te juro que cuando lo agarremos va a pagar por todas las que hizo. Te lo juro. – le prometió Javier – me tengo que ir, porque tenemos que seguir con la investigación, dejé a Mireia intentado averiguar si en las cámaras del hospital se le ve llegar en auto para ver si así podemos encontrarlo.

Se despidió de Javier y se puso a jugar con Alma. Le dio de comer y la acostó cuando la pequeña se quedó dormida. El timbre volvió a sonar.

- Hola rubia – saludó Peter a Euge.

- Peter – lo abrazó ella – perdón por no venir antes, estaba de viaje. Cuando me llamó Rochi para contarme no me lo podía creer.

- Pasá – la invitó Peter - ¿Comiste?

- No, llegué a casa, dejé mis cosas y me vine para acá. Nico te manda besos, tuvo que irse a trabajar.

- Ayer estuvo acá – dijo Peter sirviendo comida para él y para Euge.

- Se sabe algo más – preguntó ella y él negó – me imagino lo mal que lo tenes que estar pasando vos – y agarró la mano – estamos con vos para lo que necesites ¿lo sabes verdad?

- Gracias Euge – dijo él muy sincero.

Terminaron de comer y ella estuvo toda la tarde allí, estuvieron charlando y ella intentaba distraer un poco a Peter. Llegó Rochi y también se unió a la charla.

- Dale hermanito, tenes que estar un poquito mejor. Por ella aunque sea – lo intentaba animar Rochi mientras jugaba con su sobrina.

- No puedo Ro. Antes al menos hablábamos por teléfono mientras él creía que se salía con la suya, pero desde que sabe la verdad tengo más miedo de que le pueda hacer algo.

- ¿Necesitan publicidad no? – preguntó Euge – me refiero, a que necesitan que la foto de Lali esté en los medios y todos sepan de ella. OK, yo mañana tengo un desfile, y hay prensa seguro. Puedo pedir que si la gente la ve o a él llamen y avisen a la policía.

- Gracias rubia – contestó Peter con una media sonrisa – pienso que es una buena idea, pero antes tendrías que hablar con Javi, él debe estar al tanto de todo lo que se hace.

- Ok, lo llamamos para preguntarle – admitió Euge.


- No me encuentro bien, ¿podemos parar? – mintió Lali. Necesitaba una oportunidad para escapar.

- No, ya estamos llegando – contestó Héctor.

- ¿Dónde vamos?

- Un amigo me prestó este local. Lo acomodé para que podamos estar un par de días y después salir del país.

- No voy a ir a ningún lado, me vas a tener que matar para sacarme de acá – contestó Lali a gritos.

Héctor frenó el coche frente a lo que parecía un edificio abandonado. Alrededor solo había naves industriales que sí parecían en uso, porque se escuchaba ruido.

- Todo esto es de unos amigos – señaló Héctor haciéndola bajar del coche – así que ni intentes pedir ayuda.

Tironeó de ella y bajó las maletas de ambos. Entraron en la nave y confirmó que hacía mucho nadie la usaba. Continuaron andando y Héctor la metió en un cuarto y la tiró sobre un colchón que estaba tirado en el suelo.

- ¿Te recuerda a algo el lugar? Porque a mí me trae muy lindos recuerdos muñeca – dijo él soltando el bolso de Lali.

- A mí ninguno – respondió ella.

- ¿Quieres que te lo recuerde?

Héctor se tiró sobre ella. Lali intentó alejarlo pero no pudo. Entonces recordó que Héctor le había quitado su móvil y lo tendría que tener en algún lugar guardado.

- Así me gusta que no me rechaces – dijo él mientras se quitaba su chaqueta y la tiró – aunque te aseguro que cuando quieres defenderte me gustas mucho más.

En cuanto Héctor intentó quitarle la camisa, ella no puedo aguantarlo más y comenzó a patalear para quitárselo de encima. Después de un forcejeo y que consiguiera alejarlo de su cuerpo cuando le arañó la cara, Héctor le pateó el estómago y ella se retorció del dolor.

- Me vas a dejar la marca zorra – le reprochó mientras se tocaba la herida de la cara y volvía golpearla. Se agachó y agarró la cara de Lali – te dije que te volvería hacerte mía, pero que sería porque tú me lo pedirías. Te aseguro que así va a ser – la besó y la dejó en aquel lugar. Salió cerrando la puerta.

Lali quería levantarse, pero estaba demasiado decaída para poder hacerlo. Sus ojos del dolor se fueron cerrando, y logró hacerlo tranquila cuando escuchó que el motor de un coche se alejaba.

Se despertó sin saber cuánto tiempo había dormido. Lo único que notó es que ya era de noche, porque el pequeño ventanuco que había en la habitación a la altura del techo, ya no alumbraba. Se incorporó y notó que aún las costillas le dolían, y el estómago también. Se levantó la camisa para ver si tenía moretones, y pudo ver que recién se estaba haciendo notar. Se levantó para cambiarse de ropa, necesitaba quitarse esa ropa, tenerla le recordaba a que Héctor no había parado de toquetearla.

Entonces al llegar a su bolsa de ropa, vio como un reflejo en el suelo. En la oscuridad no podía ver mucho, pero acercándose a donde estaba el reflejo pudo encontrar que Héctor no se había llevado su chaqueta y menos aún se había percatado que al quitársela el móvil de ella se había salido del bolsillo.

Se agachó para cogerlo y llamar a Peter, pero entonces escuchó en el silencio de la noche que unos pasos se acercaban. Se apresuró para levantar un poco el colchón y esconder el móvil, para después dejarse caer en el colchón.

- Veo que te has despertado – dijo Héctor entrando – te traje esto para que comas algo.

- Necesito un baño.

- Está fuera de la nave, y eres muy lista. No te voy a sacar en medio de la noche para que intentes escaparte. Come porque no quiero que te pongas enferma – dijo él. Cuando se acercó, Lali notó que los arañazos en su rostro los habían curado, suponía que lo había hecho cuando se fue con el coche después de la pelea: alguien lo estaba ayudando.

Ella no respondió nada, solo agarró el sándwich y agua que su agresor le ofrecía. Al no recibir ninguna respuesta, él se fue de la habitación. Cuando lo escuchó alejarse, se apresuró de nuevo a agarrar su teléfono. Tenía que aprovechar que aún le quedaba algo de batería, muy poca, pero le quedaba.

- Peter – habló y su voz se voz afectada por escuchar su voz después de dos días sin hacerlo.

- Lali – preguntó él sin poder creerlo. Por como sonaba, Lali supuso que sería tarde, porque parecía que lo había despertado.

- Si soy yo mi amor – respondió ella llorando – soy yo Pitt.

- Mi amor, chiquita – agregó Peter sin creer que era ella – Lali ¿dónde estás? ¿te escapaste? ¿estás bien mi amor?

- Estoy bien mi amor, tranquilo. No sé dónde estoy – respondió ella rápidamente – Tenemos que estar las afueras. En una nave abandonada y rodeada de otras naves industriales que sí están en uso.

- Tranquila mi amor, vamos a encontrarte. Te lo prometo – le aseguró Peter. Lali no podía verlo, pero él ya se estaba vistiendo – Javier tiene intervenido mi móvil y seguro puede localizar la llamada.

- Peter no hay tiempo, mi celular no tiene mucha batería.

- No te preocupes, seguro que aguanta lo suficiente – en ese momento el teléfono e la casa sonó – Lali ¿seguís ahí?

- Sí.

- No cuelgues, voy a atender el teléfono de casa – respondió Peter – Javi, sí es ella. ¿La tienen? ¿Tienen el lugar de donde Lali llama? – Lali intentaba escuchar la conversación pero no podía – OK te veo allá.

- No mi amor no vengas – le pidió Lali – no quiere que te pase nada.

- No me va a pasar nada, te lo prometo.

- Peter por favor – le suplicó ella.

- Mi amor necesito tenerte conmigo ya. No cortes la llamada voy a por mi auto. Javier me dio la dirección, y voy en camino. No está tan lejos como pensabas. Seguramente estuvo dando rodeos para despistarte y para que nadie los pudiera seguir. ¿Lali?

- Peter se está acabando la batería.

- No, no por favor. Lali necesito seguir… ¿LALI? ¿LALI? – preguntó varias veces. Necesitaba oír su voz, pero no lo consiguió.

Llegó al cuarto de su hija y vio que seguía durmiendo, ando un poco más y llegó al de invitados en el que se estaba quedando Daniela.

- Dani – la llamó – Dani despertarte.

- ¿Qué pasa? – preguntó ella.

- Me llamó Lali – dijo y ella se levantó rápidamente y comenzó a seguirlo escaleras abajo – voy a buscarla. Ya Javier sabe, y también va para allá. Necesito que cuides de Alma.

- Obvio. Por favor, Pitt trae a mi hermana de vuelta. Por favor.

- Te lo prometo. Avisalos a todos por favor, antes que nada a tu mamá. Te quiero – le dejó un beso en la frente y salió corriendo para montarse en el coche y dirigirse al lugar donde Javier le había indicado.

- ¿Lali? – preguntó atendiendo el móvil.

- Soy Javier, estoy en camino con refuerzos. Peter si llegas antes ni se te ocurra mandarte solo porque podes poner a Lali en peligro.

- Nos vemos allí entonces – contestó Peter.

- ¿Seguís hablando con ella? – preguntó Javier.

- No, su celular quedó sin batería. La llamada se cortó. Espero que ese tipo no descubra que llamó, porque si no se moverían del lugar.

- Tranquilo Lali sabe lo que hace – le aseguró Javier.

20 comentarios:

Monica la Cuchuuuu dijo...

xd inmaa necesito el proximo capi yaaa! Impresionanteee! No nos puedes dejar asiii! xfa masss! Felicitaciones x tremendo capituloooo! Eres una genia escribiendooo! Tq

Anónimo dijo...

mas capitulos diosa eres la mejor me muero por fa mas

Mely dijo...

Da hahah no nos dejes así subí otro
Obre peter :/

Anónimo dijo...

Ay subí más noveeeee
Ojalá que todo salga bien
Me encanta

ATTE: Valeria : )

Arii dijo...

Aaaaaaaaaaaaai dios que no se de cuenta y la encuentren!! Maaas :)


Arii

Lanzani Perez dijo...

Massssssssssssssss

Sol dijo...

Otroooo!!Necesito seguir leyendo!!Me tiene atrapada esta historia!!Te felicito!!

Gema dijo...

Nos estás torturando.
Sube el siguiente
Muchos besos

Carolina Astudillo dijo...

Ai ojala que rescaten a lali porfavor y que a peter no le pase nada

Chari dijo...

Se acaba d poneer.A ver cuanto dura.Hector esta cometiendo errores x su obsesion x Lali.K alguien le ayuda ,seguro,xk tan rápido la encontró,sabe d su gida y la d Peter,puso los micrófonos y el hace poco se escapo d la carcel.O la mando seguir d imediato i es alguien cercano a a Lali y Peter.Vamos !!!!Peter y Javier!!!!. Parece k ahora si

vale dijo...

Más me encanta!

Anónimo dijo...

Mas noveeeee

Anónimo dijo...

Ojala y la encuentren, se esta poniendo BUENISIMA

Caparatodos dijo...

ayyyy tengo un revoltijo en el estomago de angustia! Espero que Peter y Javi lleguen ya y que Hector no la descubra!!!!

Caparatodos dijo...

ahora, el pavote, cochino, cerdo llamado Hector, al final no es tan vivo como creía no?! o será que es una trampa??? :O

Caparatodos dijo...

no no noooo espeor que no y pronto estén juntos de nuevo porque si Lali sigue un par de dias más con ese tipo, no se de que puede ser capaz... bueno sí sé pero no me quiero imaginar!!!!!!

Caparatodos dijo...

Me encanta Cuchu!!! y ya quiero ese Diccionario jajaajajajj besos y alksjfkajs que no voy a dejar que la Cdiva te de más consejos... que mira como me tienen!

Caparatodos dijo...

quiero leer más, inmilla!!!!!

Caparatodos dijo...

más, más, más!!! te quiero y así como quien espera que sea 17 subes cap para calmar tus ganas de que llegue ya no?! jajjja

Besos :D

vsyasabs_laliter dijo...

q encuentren a lali!!!! :'(
maass

Publicar un comentario