sábado, 3 de agosto de 2013

Capítulo 63

Buenas noches!!!!! Un poco tarde, se me fue el viernes rapidísimo. Quería subir dos caps, pero se me pasó la hora y se me fue. 

Pero eso no quita que suba mañana... eso sí, tienen que decidirse pronto si quieren otro mañana o no, porque lo subiré si quieren al medio día... mañana toca disfrutar de los amigos y el verano =). (Decidid leyendo el aviso que pondré al final del cap).

GRACIAS A TODAS por las firmas sois geniales =) Chari cariño, perdón por hacerte llorar... espero que la prósima vez que llores lo hagas de emoción o felicidad =)

Ahora os dejo con el cap. MUCHOS BESOS!!!!! y miles de GRACIAS <3


TWITTER: @Inma_06


Capítulo 63

- Ya estoy en casa – avisó Peter al abrir la puerta pero no recibió respuesta.

Sin embargo vio que el coche estaba fuera, que las llaves de Lali seguían en el llavero y su bolso en el perchero.

- Mi amor - ¿dónde estás? – volvió a preguntar recorriendo la planta baja. Al no recibir respuesta subió y recorrió todas las habitaciones, hasta llegar a la suya – Acá están las dos – dijo más tranquilo al ver a su mujer e hija dormidas en su cama de matrimonio.

Dejó su maleta allí, besó a las dos mujeres que ocupaban todos sus pensamientos prácticamente todo el día, y se cambió para ponerse cómodo, eso sí, sin hacer mucho ruido para no despertarlas. Salió de la habitación, y bajó a la cocina y tras mirar la hora y ver que Lali no había comido, decidió hacer la comida para los dos,  para intentar ganar puntos contra el enfado de Lali, hizo algo de pasta, comida que adoraba.

Una hora después la comida estaba lista y la mesa puesta, solo quedaba despertar a su mujer.

- ¿Remándola? – preguntó Lali desde la puerta de la cocina mientras Peter ponía los platos en la mesa.

- Un poquito no más. Además, esto es para que comamos juntos no solo por haberme ido así, sino también porque vos te mereces todo – respondió Peter dejando el trapo en la isla de la cocina y acercándose a ella.

- Ah mirá.

- ¿Cómo está Alma? ¿La dejaste en su habitación? – preguntó Peter preocupado por su hija.

- Sí, la dejé en su cuna porque está durmiendo muy plácidamente, el antifebril le sirvió para tranquilizarla – respondió Lali entrando en la cocina y dejando a un lado a Peter.

- Dale, La, comamos y hablemos – dijo Peter intentando buscar paciencia en su interior para responder de la mejor forma al distanciamiento de Lali.

- Sí, comamos porque tengo hambre – respondió ella sentándose a la mesa – me eché un rato en la cama con ella para tranquilizarla, y quedamos planchadas las dos.

- Si querés, llamo al hospital y pedimos cita con la pediatra – sugirió Peter sentándose frente a Lali y empezando a comer.

- No, ya estuvo tu hermana acá – contestó Lali y después tomó su vaso para beber algo de agua.

- ¿Rochi?

- ¿Tenés alguna hermana más y yo no lo sé? – dijo Lali irónica – Sí Rochi. Y aunque me alegro de lo que me dijo, odio que tuvieras razón – añadió Lali.

- No te entiendo ¿Qué te dijo?

- Que no le pasa nada grave. Por eso estoy feliz, porque mi hija está perfectamente, pero odio que vos tuvieras razón. La fiebre se debe a que le están por salir los dientes, por eso la fiebre y ese llanto tan desconsolado. Al parecer ella misma para combatir el dolor, la manera que encontró de combatirlo su organismo es con la fiebre.

- Está todo bien entonces, mi amor, tranquila. ¿Te dio receta para comprar algo? – preguntó Peter más relajado.

- No, me dijo que si le da fiebre le demos el antifebril que tenemos acá en casa, y que para calmarle el dolor en las encías le demos cosas que estén fresquitas, eso le aliviará el dolor.

- Sí, me acuerdo que Yeyo tenía un mordedor que se metía en la heladera y se ponía frío y aguantaba todo el día – dijo Peter terminando de comer y levantándose para recoger su plato - ¿terminaste? – preguntó al ver que Lali dejaba de comer aunque no se comió todo su plato.

- Sí, siempre te pasa lo mismo, me pones la misma cantidad que a vos olvidándote que soy más chiquita y me harto antes – respondió Lali con una media sonrisa en su rostro.

- ¿Algún palo más? Parece que no hago nada bien – añadió Peter intentado sonar divertido y relajar el ambiente.

Entre los dos recogieron lo que habían utilizado y mientras Peter estaba terminando de limpiar todo, Lali fue a ver a Alma. Le había dado la toma antes de que se durmiera, así que hasta la tarde no volvería a pedir; al llegar al cuarto vio que seguía dormida, le tocó la frente para ver si estaba caliente, pero no. Al parecer la fiebre ya había pasado y la mañana llorona la había demasiado cansada. Dejó un beso en su frente, y volvió a la cocina con Peter.

- Parece que nuestros trabajos son lo peor para nuestra relación – dijo Lali entrando en la cocina, cogiendo una manzana del frutero y dando un salto para sentarse en la isla.

- Y bueno, son complicados, pero son nuestros y nos hacen felices – respondió Peter colocándose apoyado en la encimera de la cocina, frente a ella.

- Sí, nos hacen felices y nos hacen discutir – acotó ella dando un mordisco a la manzana.

- Pero siempre conseguimos superar y olvidar esas discusiones. Además siempre no iba a ser yo el que se enojara por tu trabajo, alguna vez tendríamos que cambiar las tornas – respondió Peter consiguiendo que Lali riera y eso provocó una sonrisa en él – Perdón por irme así La – se acercó a ella hasta quedar entre sus piernas.

- Te perdono – respondió ella sonriendo y dejando un leve beso en los labios de Peter – perdón por ponerme así, pero estaba preocupada, me sentí sola.

- No digas eso porque vos no estás sola – casi la regañó Peter y volvió a besarla – Te juro que si hubiera creído que Alma estuviera grave no me habría ido, al contrario, habríamos ido los tres al hospital para que la vieran.

- Ya está, ya pasó. Pero necesitaba que supieras porque me había puesto así. No era porque me hubieras dejado sola y te hubieras ido a trabajar aun estando de vacaciones, sino porque Alma estaba pachucha.

- Ya sé hermosa. Y yo necesito que entiendas que me fui porque tenía que hacerlo, amor.

- ¿Qué pasó?

- Es una chica, una paciente mía… tuvo un cáncer de pulmón, le dimos quimio y la operamos. Pero ahora ese cáncer se le reprodujo en el hígado y es mucho más complicado de tratar. Dentro de todo no está en la última fase y es tratable, difícil, pero tratable. Pero ella está cansada.

- Lo siento, odio tanto a esa enfermedad.

- Yo también, por eso soy lo que soy, para poder ayudar a la gente. Pero me da mucha rabia que Delfina no siga luchando.

- ¿Es joven no?

- Sí, tiene toda la vida por delante, y eso es lo que más me fastidia. Espero que su novio la convenza de seguir adelante, porque como se niegue a tratarse, yo no voy a poder hacer nada.

- Todo va a estar bien, verás cómo ese chico la convence. El amor lo puede todo – dijo ella dejando el hueso de la manzana en un lado y abrazando por el cuello a Peter.

- ¿Incluso con la incompatibilidad de nuestros trabajos? – preguntó él bromeando.

- Hasta con eso, tontito – respondió ella y lo besó – te amo.

- Yo las amo a las dos, demasiado – respondió Peter y le devolvió el beso a Lali.

- Tengo ganas de algo.

- Pida por esa boquita, señora Espósito de Lanzani.

- Que nos vayamos al cuarto y nos mimemos hasta que la peque nos deje.

- Deseo concedido.

Se besaron, Peter se dio la vuelta y Lali subió a su espalda. Subieron las escaleras, pasaron por el cuarto de Alma para mirar como estaba, y después continuaron su andadura hasta caer en la cama de matrimonio y comenzar los mimos, que iban desde cosquillas hasta besos, pasando por caricias y masajes.

Después de eso, y amarse, se quedaron dormidos hasta que el llanto de Alma los despertó.

- Hola princesita hermosa – la saludó Peter entrando en el cuarto – Hola mi amor – volvió a saludarla y llenarla de besos, cuando la tomó en brazos.

Peter se dio cuenta de que la pequeña lloraba porque necesitaba que le cambiaran el pañal, así que lo hizo, le puso un body limpio ya que el otro se lo había manchado y no quería abrigarla mucho porque ya se estaba empezando a notar el calor.

- Hola mami – canturreó Peter poniendo a Alma sentada  frente a Lali y ella empezó a golpear suavemente la cara de Lali.

- Quiero besos no golpes – se quejó Lali.

- La princesa mayor pidió besos – dijo Peter pensando en voz alta – ¿le damos besos a mamá Alma?

Y cómo si la pequeña lo hubiera entendido se tiró hacia delante cayendo en la cara de su madre y darle besos, aunque se confundían con babas.

- Me encanta estos momentos – dijo Peter – espérenme acá – saltó de la cama y abrió el primer cajón de la cómoda – miren a cámara mis amores – pidió Peter, a lo que Lali respondió a esa petición con una sonrisa y volteando a la niña para que mirara a la cámara.

Así pasaron la tarde, ambos padres consintiendo y atendiendo los pedidos de la pequeña que poco a poco iba creciendo y que estaba a punto de cumplir ya los 6 meses. Peter se metió en la ducha mientras Lali daba de comer a Alma, y justo cuando él salió a los 5 minutos, el teléfono empezó a sonar, y vio que era Candela.

- Buenas tardes, comisaría de Buenos Aires – respondió Peter al ver que el identificador señalaba que era ella - ¿En qué puedo ayudarla?

- Juan Pedro Lanzani, no caigo más. Tres veces ya es suficiente para que escarmiente – se quejó ella al otro lado del interfono.

- Bueno no te enojes fideíto – le pidió Peter riendo.

- Tarado y todo, te quiero. Pero solo porque mi amiga te eligió para estar con ella, sino nada eh – le advirtió Candela siguiendo la broma - ¿Cómo está la pequeña? Llegué de trabajar de la tienda y me dijo Vico que andaba enfermucha.

- Está bien, solo que están empezando a salirle los dientes, y le dio un poquito de fiebre. Pero está bien. Ahora mismo en el paraíso, como estaría yo si estuviera en su lugar – respondió Peter y Lali soltó una carcajada cambiando a Alama de pecho.

- ¿Dónde está la enana? – preguntó Candela sin entender.

- Su mamá la está amamantando – contestó Peter observando aun a Lali y ambos comenzaron a reír.

- JUAN PEDRO!!!! – gritó Candela al comprender por qué Peter le había dicho que él también estaría en el paraíso si estuviera en el lugar de su hija – no seas pervertido.

- OHHH que exagerada que sos, nena – respondió Peter entre risas – bueno, te pasaría a Lali pero no tengo ganas de cruzar la habitación y darle el teléfono.

- ¿Me vas a dejar de cargar algún día en tu vida?

- Puede no sé – contestó Peter – esperá que te la paso loquita. Te trato así, pero en el fondo, muy en el fondo, fondo, te querio un poquito.

- Es mutuo eso – le aseguró Cande.

- Que malo que sos – dijo Lali cuando Peter le dio el teléfono y lo apoyó en su hombro mientras seguía en su labor de madre – hola amiga.

- Te juro que si tuviera a tu marido frente a mí, lo mataba. Siempre está igual, decile algo – se quejó Candela.

- Si a vos te encanta – le dijo sincera Lali.

- Y si, en realidad sí – reconoció Candela – en realidad llamé para ver cómo estaba la peque, pero ya el petardo de tu marido me lo contó.

- Sí, lo escuché.

- Bueno, te llamé para preguntarte por la nena y para preguntarte si hay cena en tu casa o no.

- ¿Cena? – preguntó Lali sin entender nada y Peter que se estaba vistiendo se giró.

- Se me olvidó mi amor – dijo Peter – le dije a Vico que quizás hoy podríamos hacer cenita acá en casa, que todo dependía de como estuviera Alma y hasta donde llegaba tu enojo.

- Ok, Cande. Esta noche los esperamos acá. A las diez los esperamos, así me da tiempo de darle tranquila última toma a Alma.

- Perfecto ¿aviso a las chicas? – preguntó Cande.

- Sí, ponelo en el grupo de whatsapp si queres. – respondió Lali haciéndole gestos con la cara a Peter para que cogiera en brazos a Alma y le hiciera expulsar los gases mientras ella terminaba de hablar.

- Perfecto amiga, ahora las aviso. En unas horas estamos allá.

- Chau hermosa – se despidió y Lali colgó.

- ¿Te molestó la idea de la cena? – preguntó Peter.

- No mi amor, solo me pilló de improvisto. Tengo que hacer la cena, bañarme, bañar a Alma, recoger la casa, vestirme…

- Vayamos por pasos – dijo Peter acercándose con Alma a Lali – Lo primero que tenés que hacer, es dejar el “tengo” de lado, “tenemos” es lo que tenés que decir. Segundo, son las seis y media de la tarde nos da tiempo. Tercero, la cara está recogida y limpia, solo habría que ordenar un poco nuestro dormitorio y ordenar la ropa que trajimos del viaje.

- Ok. Pues tenemos que hacer todo lo que te dije.

- Sí, pero hay tiempo. De la cena nos encargamos los dos, del baño, tanto tuyo como de Alma, no me importa encargarme yo.

- ¿Perdón?

- Por mí les preparo el baño a las dos, y nos bañamos los tres juntitos – dijo Peter y la besó, para después darle a Alma – pero mejor si querés, entre los dos recogemos el quilombito que tenemos acá – señaló el desorden del cuarto – después, mientras vos te bañas con esta hermosa hija que tenemos, yo empiezo a buscar y pensar que podemos cocinar. Y cuando vos salgas, cocinamos juntitos, y ya después, nos preparamos para la cena.

- Que marido tan organizador tengo – presumió ella revoleando los ojos.

- Soy perfecto lo sé.

- Pfff – se mofó Lali de él – dale empecemos.

Colocaron Alma en la cama, sobre la alfombra estimuladora, mientras ellos rodearon el cuarto: primero separar la ropa sucia de la limpia, después guardar la limpia y echar a lavar la sucia y después trasladar la alfombra con Alma al suelo para que ella siguiera jugando, mientras ellos hicieron la cama. Así siguieron el plan trazado por Peter anteriormente: Lali y Alama se bañaron, después se pusieron a cocinar. Cuando todo estuvo listo, Lali se fue a cambiar, mientras Peter vestía a Alma.

- ¿Agarraste la… - preguntó Lali saliendo de su cuarto y encontrándose con Peter en el pasillo.

- Está acá – dijo señalando la rebeca de Alma que llevaba bajo la pequeña.

- Está hermosa, el amarillo le sienta genial.

- Si, ya le impediré que se lo ponga de mayor – respondió Peter – vos también estás hermosa – piropeó a su mujer.

- Gracias. ¿Sabes? en camisa blanca y esos jeans oscuros, y descalzo estás demasiado… partible – era el turno de Lali.

- Cuando se vayan todos, y Alma duerma. olvídate de dormir vos – contestó Peter y la besó.

Bajaron, Peter bajó también el parque-cuna de Alma y lo puso en el porche. Juntos prepararon la mesa en el porche, la noche lo merecía porque estaba perfecta para disfrutarla.

- Llegaron – dijo Peter yendo a abrir la puerta del jardín y después la de la casa – hermanita hola – saludó a Rochi.

- Volvés a dejar a Lali y Alma solas, y te mato ¿me escuchaste? – le advirtió Rochi.

- Que bienvenida la tuya eh – le reprochó Peter – ya arreglé todo con Lali así que por favor no saques el tema.

- Está bien, solo te aviso. Hola hermanito – cambió radicalmente de tema abrazando a Peter.

Después de Rochi entraron: Gastón, Euge, Mery, Cande, Nico, Vico y Meme.

- Hola chicos – los saludó Lali con Alma en brazos desde la entrada al jardín, cuando los invitados entraron en el salón.

- Pero que hermosa que está – casi gritó Euge – es un bombón la nena.

- Se parece a la potra que tenes por amiga – se echó flores Lali saludándolo a todos.

- ¿Ya comió la gorda? – preguntó Mery teniéndola en brazos.

- Sí – contestó Peter

- Es que no para de meterse el dedo en la boca – respondió la amiga de la pareja.

- Tomá gordita – Lali le dio un mordedor que Peter había encontrado entre todas las cosas que les habían regalado cuando Alma nació – se está haciendo mayor, le están saliendo los dientes – informó ella orgullosa.

- Empezó a crecer Pedrín – dijo Gastón palmeando la espalda al padre de la criatura y todos rieron por la mirada que le echó Peter a su cuñado.

Así empezó una noche con amigos que desde hace un tiempo se debían.

_____________________________________________________________________

Aquí viene el aviso y espero comentarios con vuestra decisión:

Yo tenía pensado subir hoy dos capítulos, y mañana por la mañana otro; y el siguiente hubiera sido el lunes. Como no me dio tiempo, existe la posibilidad de que:
- Mañana suba dos caps -subo uno por la mañana y otro programado para por la tarde- y ya volvería a subir el lunes.
- No subo el finde y la semana que viene publico todos los días en vez de Lunes, miércoles y viernes. 

Os doy la opción a elegir porque se vienen capítulos... curiosos y con finales algo intrigantes, y si elegís que suba mañana la intriga durará hasta el lunes, que hoy quería subir este cap si o si por como os habéis quedado con la cosita de que Alma esta pachuchilla. Así que no sé como me trataréis en los cpas siguientes =S

Os lo dejo en vuestras manos. Dependiendo de lo que comentéis subo mañana dos caps, o me espero hasta el lunes. MUCHOS BESOS y millones de GRACIAS! <3 

9 comentarios:

Carolina Astudillo dijo...

sube en la semana porque no me aguantaría hasta el lunes

vale dijo...

Me encanta! más!

Monica la Cuchuuuu dijo...

Hay inmilla como me pones en esta situacion! Pero conociendome prefiero aguantarme hasta el lunes sin nove xk os dejastes bastante contentos con el final de este capi y subes durante toda la semana! Igual te digo k decidas lo que decidas voy a leer igual! jajaja pero sabes como soy de ansiosa y si me adviertes que los proximos capis van a ser intrigantes te recomiendo k por no tener que aguantarme dandote la murga x saber lo que va a pasar subas ya el lunes! jajaja k el finde aguanto sin nove y mas andando medio pachuchilla k ando! jajaja k stoy desganada y ni ganas de estar en el pc me dan! Aunke pa leer tu nove si ehhh! jajaja Felicitaciones x el capi xk stuvo super tiernuchis y yo encima k ando medio sensiblona me emocionastes y deprimistes a la vez! jajaja tendre yo algun dia una familia asi de linda? jajaja bss inmilla y mañana me comentas que decision tomastes ok? tqm cuchuuuuu.

Arii dijo...

Tieeeeeernos mal, me encanta!

Arii

Anónimo dijo...

Me encanta subi en la semana por que no aguantaria el fin de semana con la intriga

ATTE: Valeria : )

Caparatodos dijo...

me encanta, Inmilla!!!!! y te juro que bote aire acumulado cuando leí que lo de Alma eran solo dientes, ya me había hecho varias peliculas en la cabeza y ninguna linda! jajajaaja LO GENIA que eres me sorprende cada día más!!! Nos haces pasar del llanto y angustía a la risa de un cap a otro, porque en este me reí mucho leyendo a esta linda familia! sobre todo la conversación Peter-CAnde jajajaja

Espero los próximos, y ya que hoy no subiste más como quieras subirlos pero SUBEEE ;) te quiero y ya ya ya quiero más más más!!! besos y disfrute el finde señorita! tanto de la playa como los amigos que se lo merece y para eso están las vacaciones y el verano, para disfrutarlas al máximo!

TIMKA TIZOR dijo...

holaaaa!! ya se viene lo heavy!!! jajaja! quiero seguir leyendo amigacha! esta genial la nove! un beso grande!! te quiero!

faty***

Giulia Lupi dijo...

Epa!! se vienen caps intrigantes eh?! Que bueno que lali haya entendido y no se.. espero mas nove!! me encanta como son todos con Alma..esa bebè tiene mucha suerte!!beso!Giu

Chari dijo...

Al fin me deja comentar.No te preocupes,la novela tiene sus temas y tienes k tratarlos,sino no podrias escribir nafa xk a cada un@ nos afectan los mismos o diferentes temas.
K suerte k Lali recapacito,pero yo ante la duda me hubiera ido con Peter al hospital,para saber cuanto antes k le pasaba a Alma.

Publicar un comentario