sábado, 27 de septiembre de 2014

Capítulo 25 - ¡Ni que fuera verdad!

HOLA!!! Espero que estéis disfrutando del fin de semana y que sigáis haciéndolo, y si no podéis, que aprovechéis el tiempo para poder hacerlo. 

Como sábado que es, toca capítulo y aquí os lo dejo para que tengáis un ratito para relajarse. Ojalá y os guste, vuelvo el marte, un beso.

CAPÍTULO 25

Terminamos de comer y nos quedamos un rato viendo la televisión. Estuvimos viendo una de esas películas típicas que empiezan con un secuestro o asesinato y el culpable resulta siendo el vecino más bueno.

- Podrías dejar de chafarme la película, si no es mucho pedir – me dice con tono molesto.

- Pero si estaba claro Peter. La tía esta, era la mejor amiga de la familia y como para no serlo si se estaba acostando con el marido de la muerta. – digo riendo.

- Perdón señora guionista – bromea y yo lo beso.

Seguimos viendo la película aunque no mucho, porque no parábamos de acariciaros y besarnos en todo momento.

- Creo que una pareja de adolescentes se magrean menos que nosotros – le digo entre beso y beso.

- Si quieres te hago algo que te aseguro que a un adolescente ni se le ocurre – me propone con un tono muy sensual.

Me dejo llevar por él y mientras me besa, me va tumbando en el sofá. Nos besamos y acariciamos mientras nos vamos desnudando. Pero en ese momento siena el timbre cortándonos el rollo.

- No abras, será algún vecino pesado – me pide besándome el cuello.

- Es la vecina más pesada y si no le abro yo, va abrir ella – le aseguro, pero sin rechazar los besos que me sigue dando.

- Lali, te recuerdo que tengo llaves y sé que estás ahí que no has salido en todo el día – grita Euge desde el otro lado de la puerta.

Río al ver como Peter pone los ojos en blanco al comprobar que lo que le acabo de decir es totalmente cierto. Se quita de encima, le doy un beso y me arreglo la ropa y el pelo mientras voy camino a la puerta.

- Por lo que veo, no puedes aguantar más de seis horas sin verme – le digo a mi amiga al abrir la puerta.

- Estoy indignada – me responde nerviosa y cabreada al tiempo que entra.

- Tú pasa eh, como si estuvieras en tu casa – digo aunque no me escucha porque está refunfuñando por lo bajo.

- Es que no sabes lo que me ha pasado – dice entrando al salón.

Es tal el cabreo que lleva que ni siquiera ve a Peter, que está medio tumbado en el sofá. Me apoyo en el arco que comunica el pasillo y el salón, y me cruzo de brazos.

- A ver, ilumíname indignada – le digo.

- ¿Te puedes creer que el imbécil de mi ex se ha presentado en mi casa? – me suelta y muestro mi sorpresa levantando las cejas – Muerta te has quedado, lo sé. Pero espera que no se queda ahí la cosa. Yo había llamado a Nacho para hablar con él y me dijo que después de comer con la putirroja – como había apodado a la novia de Nacho – venía a casa. Pues bien, lo estaba esperando y Gonzalo se ha presentado diciéndome lo mucho que me quería y que estaba arrepentido de cómo me había tratado, al parecer en el viaje que ha hecho se le ha encendido la neurona que le quedaba y se ha dado cuenta. Después de decirme que quería que volviera con él, me ha cogido la cara y me ha plantado un beso. En ese momento se abre el ascensor y el que aparece es el idiota de Nacho, y él muy idiota se pone a aplaudir al vernos así.

- Euge – la intento parar y avisarla que Peter está ahí, por si va a decir algo que Peter no debería escuchar. Él al escucharla, se ha sentado en el sofá mirándola y la cara de estar flipando que tiene me hace reír a mí.

- No, no, espera que ahora viene lo más fuerte. El gilipollas de tu amigo, sin dejarme hablar, me suelta que soy una niñata inmadura que me gusta estar con alguien que no me trata ni me quiere bien. Encima el otro, salta y le dice que nos deje en paz que no se meta y empiezan a envalentonarse el uno con el otro cuales perfectos machitos ibéricos. Así que a Gonzalo le he dicho que no volviera acercarse a mí y a Nacho lo he mandado a la mierda acompañado de su putirroja.

- ¿No se lo habrás dicho así no? – pregunto sabiendo que es muy capaz de haberlo hecho.

- Claro que sí – responde como si yo hubiera preguntado una tontería.

- ¿En serio? – pregunta Peter y Euge se da tal susto que casi se gira de un salto.

- ¿Qué coño haces ahí? ¿Pero tú no estabas en Cádiz? – le pregunta y se vuelve hacia a mí - ¿Y tú por qué no me avisas?

- No sé. A sí, quizás sea porque desde que has llegado no te has callado ni para coger aire, guapita de cara – le digo y me río por la cara de enfado que tiene.

Me siento junto a Peter y ella se sienta en el sillón que está en mi parte.

- Venga, sigue contando – la animo.

- Pues eso, que después de decirle eso se ha enfadado y se ha ido.

- ¿No, de verdad? Que fuerte, Nacho enfadarse contigo por decirle eso, por favor – se burla Peter de ella.

- Idiota – lo insulta y le tira un cojín, al mismo tiempo.

- No pagues el cabreó con Peter – lo defiendo – y tú deja de picarla, que ya está Basanta alteradita – le ordenó a él.

- Los he dejado arriba y después de dar un portazo, me he venido aquí contigo.

- ¿Desahogada? – le pregunto y ella asiente. De pronto, empieza a saltársele las lágrimas.

- Mejor me voy, para que podáis habar tranquilas – dice Peter al ver que la cosa es más seria de lo que parecía y se levanta para acercarse a ella – venga rubia, que te aseguro que nadie se merece que esos ojazos se llenen de lágrimas – dice secándole las lágrimas que empiezan a caerle.

- Te acompaño a la puerta – digo intentando levantarme pero él me sienta poniéndome sus manos en los hombros.

- No hace falta, después te llamo y hablamos, chispita – me dice para después agacharse y darme un beso en la boca.

Sin más se va y cuando escucho que la puerta se ha cerrado, me giro hacia Euge.

- Ahora podemos hablar más tranquilas. – le digo.

- Sí tranquilas – dice secándose las lágrimas - ¿Desde cuándo os besáis en la boca para despediros, me lo puedes explicar?

- Desde que estamos juntos – le digo sonriendo.

- ¿Juntos? ¿Juntos de novios? – pregunta con cara de sorpresa – Me alegro tanto por ti Lali.

- No me cambies de tema Euge, que nos conocemos.

- De verdad me alegro, Peter es un hombre increíble aunque parezca que nos llevamos un poco mal, lo quiero un poquito – dice con una sonrisa triste – Al menos una de las dos puede estar con el hombre que quiere – y se le vuelven a saltar las lágrimas.

- ¡Ey! Rubia no me llores, - le pido secándole las lágrimas.

- Abrázame por favor – me pide.

- Todo se va a solucionar, tranquila – la intento animas mientras la abrazo.

- Hay algo que no te he dicho Lali – me dice y se suelta del abrazo – Creo que estoy embarazada – suelta de un sopetón.

Vuelve a llorar, pero esta vez es un llanto de los que te encogen el corazón, esos llantos que son casi imposibles de consolar. Llora como una niña chica. Yo no sé qué decirle para calmarla, solo me sale abrazarla y asegurarle que pase lo que pase siempre va a contar conmigo.

5 comentarios:

Caparatodos dijo...

adfakjsdkfja ayyyyy pobre Euge!!!!!!!!!!!!!!!! :'( ojalá pronto pueda poner su vida en orden y espero ese embarazo sea un creo porque es lo que menos necesita ahora y menos del idiota de Gonzalo... SALVO que haya habido algo con NAcho y por eso su cambio de actitud y de sentimientos y alksdjflñakjsd mi cabeza se comienza a imaginar cosas!!!! Espero más Inmilla!!! Te quiero! BEsos

Moni la cuchu dijo...

Inmi por fin me he puesto al diaaaa! Eso quiere decir que te voy a estar dando el coñazo para que subas mas capiiii! Amo a este Peter; bueno a este a todos los peter de tus noves, jajajajaja. Me encantaaaa. Estoy deseando leer mas y saber que aventuras nos tienes preparadas.

Chari dijo...

Brava Euge!!!!,pero en menudo lío está metida.
El dulce d Peter k la entiende ,y las deja solas para k ella se desahogue a gusto ,después d tanta confesión.

Alejandra Torrejón dijo...

Madre mia ya ha salido el gordo de la lotería pobre Euge que penita me dio imaginandome la escena. Ufff hasta el martes se me va a hacer eterno esto casa vez me gusta mas la historia y los capítulos eres genial Inma

Anónimo dijo...

Pobre Euge sinceramente y su vida es un caos aunque ahora tendrá una personita x quien salir adelante :)
Ruthy

Publicar un comentario