lunes, 25 de agosto de 2014

Capítulo 12 - ¡Ni que fuera verdad!

Leed, disfrutad, dejadme vuestra opinión (porfis) y.... HASTA MAÑANA!



CAPÍTULO 12

- No, no solo como amigos La – responde él y cuando me acerco a su cara él me frena – pero creo que mejor lo hablamos mañana cuando actúes siendo tú y no por lo que has bebido.

- Estoy bien Peter, soy más yo que nunca – le respondo dolida porque me frene pero al mismo tiempo contenta de que se preocupe por mí.

- No, esta no eres tú.

- Te aseguro que sí soy yo, quizás un poco más valiente, pero no he bebido tanto como para no saber por qué hago lo que hago.

- ¿Y por qué lo haces?

- Porque quiero, tengo ganas y puedo – respondo y si más lo beso.

Lo beso, lo beso con toda la pasión que tenía contenida desde el primer momento que lo vi y quise besarlo. Pero él no responde.

- Peter ¿qué pasa? Me acabas de decir que no quieres que solo seamos amigos. – me quejo por su actitud, pero sin separarme mucho de él.

- Y quiero más Lali, pero no así. No quiero que te dejes llevar por toda esta situación. Estás agradecida conmigo y borracha.

- ¿Quieres parar ya? – digo enfadad y elevando la voz. – No he estado más segura en toda mi vida.

Se queda callado, se tapa la cara con sus manos, se frota los ojos y de pronto me mira.

- Ojalá que mañana por la mañana digas lo mismo.

Después de decirme eso, es el quién se abalanza sobre mí y me besa. Me besa en la boca, en los ojos, en las mejillas… y me muerde el lóbulo de la oreja derecha.

- Me gustas mucho Lali – dice entre beso y beso, bajando de la oreja al cuello y del cuello al escote del pijama. – Muchísimo.

- Tú a mí también Peter. – consigo decir envuelta por el deseo que recorre todo mi interior.

De pronto se para y vuelve a mi boca, me besa y me recorre los labios lentamente con su lengua. Se para y me mira a los ojos.

- Llevo esperando este momento desde la primera noche que estuvimos solos.

- Te prometo que esta vez no me voy a quedar dormida – digo sonriendo.

- Tranquila, que no voy a dejar que te duermas – respondo.

Seguimos besándonos y tocándonos, pero de pronto se escucha un estrepitoso ruido, como una alarma, que nos asusta y al moverme rápidamente me caigo de la cama.

- ¡Lali! – grita Peter al ver que me he caído. Se levanta y me ayuda a ponerme en pie.- ¿Te hiciste daño? – me mira preocupado.

- No estoy bien, tranquilo. – respondo levantándome.

- ¿Qué es eso? – pregunta Peter porque ambos escuchamos aun el ruido que no cesa.

- Es la alarma.

- ¿Entró alguien?

- No sé, no sé qué pasa. – Respondo.

Ambos nos ponemos algunas de las prendas que ya nos habíamos quitado. Cuando nos acercamos a la puerta para salir, la alarma cesa.

- No te alejes de mí ¿de acuerdo?

- No pasa nada Peter – le aseguro.

Salimos, y Peter no me suelta la mano, pero me mantiene detrás de él. Llegamos al salón y vemos a mi madre entrar desde la cocina.

- ¿Qué pasó mamá? ¿Estáis bien? – pregunto al verla.

- Sí cariño, todo está bien. No sabemos cómo, pero uno de los niños ha hecho saltar la alarma. Perdón por asustaros.

- No te preocupes mamá – respondo sonriendo - ¿nos volvemos a dormir otra vez? – le pregunto a Peter.

- Sí, amor. – responde él guiñándome un ojo, y envolviéndome con su brazo por la cintura – Hasta mañana, Annah.

- Hasta mañana, prometo que tendré vigilados a los pequeños para que no hagan más travesuras así – bromea mi madre y los tres reímos.

Peter y yo, volvemos a nuestra cama, abrazados.

- Parece que no está escrito que podamos estar juntos – digo metiéndome en la cama.

- No, pero podemos escribirlo – responde él también acostándose y me acerco a él para besarlo – Pero ¿qué te parece si lo escribimos poco a poco?

- ¿No quieres acostarte conmigo? – pregunto algo molesta por toda la situación.

- No, no quiero acostarme contigo – responde él serio – Contigo quiero algo más que un polvo.

- Yo también – respondo y le doy un beso.

- Me alegro – dice él y vuelve a capturar mis labios con los suyos. – Pero de verdad Lali, creo que sería mejor en otro momento. Sin tanta gente, ni niños, ni alarmas… - dice y yo río.

- Sí será mejor – respondo.

- ¿No te enfadas? – me pregunta.

- No, no me enfado. Es frustrante que dos veces que hemos intentado estar juntos ha pasado algo que lo ha interrumpido. La próxima vez que queramos estar juntos prefiero evitar todo tipo posibles interrupciones.

- Entonces vamos a tener que irnos a una isla desierta.

- No me des ideas.

- El alcohol te vuelve más impulsiva de lo que eres – dice él y me vuelve a besar. – Mejor vamos a descansar.

- Sí, mañana nos espera un día largo y agotador – digo y me tapo la cabeza con la sábana en señal de agobio – estoy cansada y aún no hemos empezado.

- Tampoco va a ser para tanto. Más gente, fiesta, comida… eso sí, no te voy a dejar la bebida alcohólica a tu alcance.

- Que mala famas me estás dando eh – me quejo apareciendo de debajo de la sábana.

- La que te has formado – responde y ambos reímos. – Buenas noches, hermosa.

- Buenas noche, guapetón. – y ahora soy yo quien subo buscando su boca, luego beso su pecho y me acurruco junto a su cuerpo.

11 comentarios:

Alejandra Torrejón dijo...

Capitulazo no esperaba menos genia, muy bueno y si yo veo que como no se vayan a una isla desierta estos no catan nada, Un beso enorme

Anónimo dijo...

ay lo ameee es lindo y hot a la vez .. massssssssss

Anónimo dijo...

Me encantooooo, más por favorrrrr

eva maria dijo...

me encantooooo muy buenooooooooo lo de la islaaaaaa desiertaaaa para que no les interrumpannnnnnnnnn

@Ari_StaFe dijo...

me mori de amor con este capitulo
el alcohol le da mas coraje a lali
beso

vagomi dijo...

Como dije: coraje líquido! Jajajaja al menos no término como una de mis posibilidades pero si interrumpidos, y la verdad fue lo mejor. Si se quiere empezar algo no se debe hacer con "coraje líquido"!
Espero más
Besos, Inma

Chari dijo...

LOs dos quieren lo mismo,y es mucho más d un simple revolcón.

Caparatodos dijo...

ahhhhhhhhh ahhhhh nooooo ya con la foto estaba gritando! Imaginame con las caritas, como los mil mensajes que te dejé de ahhh en whatsapp jajajaja

Caparatodos dijo...

bien decías que a la tercera era la vencida... o cuarta o quinta jajajaaaj espero no sea el caso pero... cosas que pasan ajajjajaja lo bueno se hace esperar no?! ;)

Caparatodos dijo...

Me encanta Inmilla!!!!!!!!!!!!!!!! no puedo parar de leer! :D Quiero más!!!!

Caparatodos dijo...

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH jaajjjjajajaj

Publicar un comentario