martes, 26 de agosto de 2014

Capítulo 13 - ¡Ni que fuera verdad!

Hola ¿qué tal? Espero que la semana haya empezado bien y el día de hoy esté siendo tranquilo y sin problemas, al menos no de difícil solución. Cómo dije ayer, y esta vez si cumplí =) aquí va otro capítulo. El próximo, el viernes sobre las 20:00 hs (España). Disfrutad del capítulo, decidme que opináis y os voy leyendo. Hasta el viernes!!


CAPÍTULO 13

Me despierto y empiezo a moverme en la cama. Al girarme y abrir los ojos me doy cuenta de dónde estoy, y que además debería estar Peter a mi lado y no está. Me incorporo en la cama y lo llamo, pero no responde.

Me levanto y lo busco por la casa pero no lo encuentro. Decido recogerme el pelo en una cola alta, ponerme una sudadera y salir a buscarlo por la casa principal. Antes miro la hora, y me llevo las manos a la cabeza al ver que son las dos y cuarto de la tarde.

Lo busco en la cocina, que es lo que tengo más cerca pero a la única que encontró es a Rose.

- Buenos días nana.

- Buenas tardes dirás ¿no cariño? – me sonríe ella.

- Sí perdón, ¿por qué nadie me ha despertado?

- Porque la mayoría se acaban de despertar, hija. – esa es la voz de mi madre a mis espaldas.

- ¿Quieres algo de comer?

- No, quiero un analgésico para mi dolor de cabeza y uno de tus zumos milagrosos, nana. Por favor – le pido sentándome en uno de los taburetes que hay entorno a la isla de la cocina.

- Toma la pastilla Mariana – dice mi madre sonriendo - ¿resaca?

- Tampoco bebí tanto, mamá.

- No, pero nunca te ha sentado bien – me recuerda ella y tengo que darle la razón.

- Y aquí tu zumo natural – me dice Rose poniendo un vaso de zumo de naranja ante mí.

- Gracias – digo a las dos. Meto la pastilla en mi boca, y doy un trago al zumo - ¿Habéis visto a Peter?

- Sí, se ha levantado hace cuestión de una hora y se ha ido con tus primos a recorrer la finca – responde mi madre sentándose junto a mí.

- ¿Con qué primos? – pregunto.

- Si te soy sincera, no lo sé. Creo que iban Math, John y David. Y se han llevado a algunos de los niños.

- ¿Dónde está el resto? – pregunto. Es raro que habiendo tanta gente en la casa, haya tanto silencio.

- Tus tíos han salido a comer fuera, con tus abuelos. Tus primos los que no están enseñándole a Peter la finca, están durmiendo. Y los niños jugando con tu padre.

- ¿Por qué no habéis ido con mis tíos y los abuelos? – le pregunto a mi madre que se ha sentado junto a mí y me está untando mantequilla en una tostada.

- No tenía muchas ganas. A mí también me duele la cabeza – dice y me da la tostada, voy a bromear pero no me da tiempo – y no, no bebí como para tener resaca – me advierte sonriendo.

- Sí, claro ¿y por qué te duele la cabeza? – pregunto con ganas de bromear.

- Porque he dormido muy poco hija – se defiende ella.

- Te haces mayor mami – digo sonriendo.

- Pues sí. Y tú también.

- Y se ha acabado la tregua – digo dando el último bocado a la tostada.

- ¿Qué tregua? – pregunta mi madre sin entender nada.

- La que me habías dado en estos minutos que llevamos hablando, pero ya empiezas al ataque.

- No te estoy atacando Lali – me responde ella – de verdad que no cariño.

- Nana, defiéndeme por favor – le pido ayuda.

- A mí no me metáis eh – advierte ella, echa una vista a lo que está cocinando, lo quita del fuego y sale de la cocina.

- Sola ante el peligro – digo.

- ¿Pero por qué crees que te estoy atacando? – me pregunta mi madre – más bien, me defiendo. Me has dicho vieja disimuladamente y yo te la he devuelto.

- Venga mamá que nos conocemos – le digo riendo – que se dónde quieres ir con esta conversación.

- Y dónde, si se puede saber.

- A Peter… ahí quieres llegar.

- Has sacado tú el tema, no yo – dice ella levantado las manos en forma de defensa.

- ¿Tendrás morro? – digo soltando una carcajada.

- ¿Por qué no nos has dicho antes que estabas en pareja?

- Porque tampoco llevamos mucho tiempo.

- Pero si es importante, al menos para presentárnoslo.

- Es alguien importante en mi vida en este momento, y como ha surgido la oportunidad quería compartirlo con vosotros.

- Me alegro, cariño. Estoy muy contenta. – dice mi madre sonriéndome.

- ¿De qué? – pregunto y me bajo del taburete para buscar las galletas que Rose suele hacer y guardar en el mueble. - ¿De que ya no se la solterona de la familia? ¿De qué Peter sea mi novio? ¿De qué os lo haya presentado?

- ¿Puedes dejar de estar a la defensiva todo el tiempo? – me dice mi madre cambiando el tono.

- Es difícil contigo mamá, nunca sé por dónde me vas a salir. Y contigo es mejor curarme en salud.

- Mariana Marella solo me preocupo por ti.

- Y ahora que has dicho mi nombre completo es cuando tengo que tratar de escabullirme.

- Estoy hablando en serio. No entiendo ese afán en pelear conmigo.

- Mamá eres tú quien me busca las cosquillas siempre. – me defiendo.

- No te busco las cosquillas, solo quiero que puedas disfrutar de una buena vida con alguien que te quiera y te cuide.

- Nunca me lo habías dicho así.

- No es que me dejes mantener muchas conversaciones contigo.

- No me gusta que me recuerden todo el tiempo mi mala suerte con el amor – me defiendo aunque ya estoy dudando de que yo lleve razón.

- ¿Ya estáis discutiendo? – Pregunta mi padre entrando en la cocina – ¿tan difícil es que las dos mujeres que más quiero en el mundo, estén al menos un día sin pelear?

- No estamos peleando, amor. – contesta mi madre rápidamente y noto el cambio de actitud que tiene mi madre desde que ha entrado mi padre.

- Solo hablábamos, eso es todo papá – digo y le doy un beso a cada uno – voy a ducharme. Os quiero – y salgo de la cocina, para ducharme y vestirme.



11 comentarios:

Anónimo dijo...

me encantooo .. espero el proximo ..

Alejandra dijo...

Es un poco, demasiado insoportable la madre la verdad

Chari dijo...

Siiiii,k comenzo bien ,dos caps ayer ,y seguidito hoy un nuevo cap.
Aunque los he leído hoy.
Es normal k su madre quiera saber,aunque parezca k pelean ,es una conversación normal entre madre e hija,jajajajaja,pero con los antecedentes d su madre ,Lali no puede dejar d bajar la guardia ,y estar atenta a todo comentario.

eva maria dijo...

me encantooooo el capituloooooooooo y la madre un poco pesadita y persistente con querer saberrrrrrrr pero en general como son la madres normalmenteeeeeee que se preocupan por sus hijos si estan bien o mal

Ari dijo...

quiero massss
quiero saber que pasa con lali y peter
besos

Caparatodos dijo...

su mamá esconde algo... y yo creo que Lali vive a la defensiva cuando ella solo quiere hablar con ella bien

Caparatodos dijo...

al menos eso me pareció hoy que la madre estaba con toda la onda y lali desde el momento cero ya le puso la barrera! RELAJA Lali, que no pasa nada, tienes a Peter para cuidarte jajajjajajaaj

Caparatodos dijo...

ya quiero el capi del viernes, Inmilla!!!!!!!!!!!!!!!

Caparatodos dijo...

me encantó y espero más más más!!!!! besos y te quiero!!!!!

Caparatodos dijo...

P.D.: La nove está buenísima y capítulo que pasa me gusta más lajslfajsdlfjakljeoifjoai

mueroxksiangeles dijo...

Yo creo que la nadie hoy no iba e mala fe, y que está vez ha sido Lali la que estaba a la ofensiva. . .Inma quiero más acción Jajaja no es posible su desterrar del pedazo capitulo de ayer me vengas con este Jajaja que por cierto en elsegundo de ayer no me dejo comentar nada. . .bueno lo dicho que yo me esperaba un despertar juntos, sabiendo lo que de verdad querían. . .y chof con un canto en los dientes que Peter no estaba ni en la cama

Publicar un comentario