lunes, 18 de agosto de 2014

Capítulo 10 - ¡Ni que fuera verdad!

EMPEZAMOS LA SEMANA!!!!

Y llegó el lunes y con él otra semana más. En el post anterior dije que quizás subía ayer, pero no me dio tiempo y por eso estoy aquí =).

Espero que la historia os esté gustando, a mí me encantan los momentos que paso escribiéndola. No me enrollo más, solo para deciros que antes del fin de semana, volveré por aquí. BESOS!!!!!!



CAPÍTULO 10

Caminamos hacia la entrada de la casa principal sin hablar. Cuando llegamos, estaban mis padres esperándonos.

- Hola hija – me saluda mi madre - ¿habéis descansado?

- Sí mamá, gracias.

- Me alegro cariño – dice mi padre y me cobija bajo su brazo – os estábamos esperando, están casi todos ya en el salón para cenar. ¿Entramos? – pregunta mi padre y todos asentimos.

Entramos en el salón y saludo a algunos de mis primos que han llegado hace poco. Mis padres se sientan y junto a ellos, Peter y yo tomamos asiento.

- Rose, di que pueden ir sirviendo la cena – le pide mi abuela a Rose.

- Sí Carmen – responde ella y se va a avisar para que nos sirvan la cena.

Estamos casi todos, solo faltan mis primos Mathew y Tony. La cena llega y estamos empezando a comer cuando el móvil de mi tío Nick suena. Nos dice que disculpemos a sus hijos, pero que el vuelo de Mathew se ha retrasado y acaba de llegar. Tony ha ido con Mike a buscarlo, y están de camino. Seguimos cenando y cuando terminamos de cenar, pasamos al jardín. Está todo preparado para la comida de mañana con invitados de la familia.

- Cariño, creo que deberías decirnos para que nos has reunido a todos – dijo de pronto mi abuela a mi prima Rocío.

Y de repente soy yo la que se pone nerviosa. No sé por qué, pero no me da buena espina todo lo que se viene ahora. Peter parece notar ese nerviosismo y me acaricia mi mano con la suya, y algo me calma pero no del todo.

- Si abuela, va siendo hora.

- ¿No deberíamos esperar a Mathew y Tony? – pregunto porque preveo que no se le viene una situación fácil a mi prima.

- No Lali, mejor decirlo ya – me responde mi abuela – para que esperar. Cuando lleguen tus primos, se lo contará a ellos.

- Bueno, quiero contaros a todos muy buenas noticias para mí y espero que compartáis mi felicidad – empieza diciendo mi prima, se levanta dándole la mano a Nico – La primera noticia es que Nico y yo estamos casados.

- ¿Es una broma? – pregunta mi tía.

- No mamá, no es ninguna broma. Nos casamos en Verona, con dos amigos de testigos.

- ¿Y por qué no aquí? ¿Por qué no avisarnos? – pregunta mi tía, pero no parece estar enfadada.

- Pues porque sé que mi relación con Nico no te ha gustado desde un principio aunque al final te hayas conformado, y porque quería una boda íntima, nuestra…. No con invitados de media Irlanda.

- Pero Rocío cariño, las cosas no se hacen así – dice mi tío Carl.

- Ya lo sé papá, pero no voy a pedir perdón por vivir mi vida a mi manera.

Estoy alucinada, algo le ha pasado a mi familia para que los ánimos estén tan calmados. Mi tía María no ha montado ningún numerito, mi madre tampoco… no sé qué les pasa pero ninguna de las dos son así.

- ¿Y cuál es la segunda noticia? – pregunta mi tía.

- La segunda noticia es que vais a ser abuelos – dice mirando a mis tíos – estoy embarazada.
La sorpresa de la noticia, para la gran mayoría, provoca sonrisas y un silencio sepulcral. Todos estamos pendientes a la reacción de mi tía.

- ¿Mi primer nieto? – pregunta mirando a mi prima.

- Sí mamá, tu primer nieto. Estoy de tres meses.

- ¿Te casaste embarazada? – pregunta mi tía alzando un poco la voz - ¿te has casado porque estabas embarazada?

- No mamá, tranquilízate por favor – le pide mi prima Rocío – Estoy de tres meses, y llevo casada cinco. Es cronológicamente imposible.

- Menos mal, ¿Sabes cómo quedaría tu reputación si te hubieras casado embarazada?

- Me da lo mismo mamá – responde mi prima controlándose – la gente que piense lo que quiera.

- Di que sí hija mía – dice mi tío Carl y la abraza – felicidades cariño. Muchas felicidades.

- Gracias papá – responde ella sonriendo y mira a mi tía– Sé qué las cosas no han sido como tú habrías querido, pero ya están hechas mamá.

- Tienes razón, estás loca. Siempre has estado loca, y es cierto que en un principio creía que estabas con Nicolás por llevarme la contraria, pero hace un tiempo me di cuenta que no era así y que por mucho que yo quisiera otra cosa para ti, tú lo querías a él y él estaba enamorado de ti – dice mi tía sorprendiéndonos a todos – Y ahora, me vas a dar a mi primer nieto – ambas se abrazan y veo lo emocionada que está mi prima Rocío.

- Creo que exageras mucho sobre tu familia – me dice Peter en el oído y yo no puedo evitar reírme.

- Te prometo que no miento. Mi madre y mi tía no suelen ser tan… comprensivas como están siendo – respondo en apenas un susurro.

- Quizás se hayan dado cuenta que es preferible que cada una de sus hijas viva sus vidas como quieran si a cambio, van a tenerlas más cerca – me responde él.

Todos empiezan a levantarse y a felicitar a los futuros padres. Mi tía se acerca a Nico y lo abraza agradeciéndole por querer a mi prima por ser ella misma; mientras mi tío cuando se acerca a él le pide que cuide de su hija y a su nieto, y que nunca los deje.

Yo literalmente estoy alucinando, no me creo que mi tía haya reaccionado así de bien. Quizás la idea de ser abuela haya opacado el resto de la noticia y su enfado no pueda más que su alegría.

- Felicidades Ro, me alegro un montón de que todo haya salido bien – le digo abrazándola.

- ¿Ya lo sabías? – me pregunta mi madre que estaba detrás de nosotras.

- Sí – respondo esperando la reprimenda por no habérselo contado.

- ¿Cómo que lo sabías? ¿Pero desde cuándo? – me pregunta mi madre aunque no sube el tono de voz pero si se altera – Esas cosas me las tienes que contar Mariana.

- Mamá frena – le digo - ¿Por qué siempre tengo que pagar yo el pato? – digo irónica y mi prima se ríe – Soy la oveja negra de la familia – digo mientras me río con ella.

- No tiene gracia, soy tu madre, no puedes ocultarme algo así – y yo pienso en cómo se enfadaría si supiera de verdad quien es Peter.

- Tata, ella no tiene la culpa de nada. La ha pillado tan de sorpresa como a vosotros, solo que se lo he dicho unas cuantas horas antes. Cuando he ido a despertarla, se lo he contado, necesitaba compartir los nervios con alguien – le explica mi prima.

- Creía que lo sabías de antes, hija, perdón.

- Ese es uno de tus defectos mamá, hablas mucho y casi siempre sin pensar lo que dices. – le digo y me pongo a su lado y la abrazo de costado – aun así, eres mi madre y te quiero. Además de alguien tengo que sacar lo impulsiva ¿no? – le digo.

- A veces ser impulsivo es bueno – dice Peter apareciendo a mi lado – y tú lo eres en los momentos adecuados, Lali. – y me acaricia la mejilla con sus dedos.

- Que chico tan atento y halagador cariño – me dice mi madre – Prométeme que si pensáis en casaros, no vas a hacer la locura que ha hecho tu prima.

- Me encantaría prometértelo mamá, pero no puedo porque yo tampoco quiero una boda por todo lo alto como la montarías tu aquí.

- Pero yo no permitiría que tu familia no nos acompañara en un momento tan especial – interviene Peter. Casi lo fulmino con la mirada, y él me guiña un ojo.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero más!
Lore

eva maria dijo...

amo como escribisssssss sossssssss maravillosaaaaaaaaaaaaa haciendolooooooooooooooo y el capitulooooooooo buenisimoooooooooo como siempre

Chari dijo...

Reaccionaron completamente distinto a como se esperaba Lali.
Jajajaja,parece k Peter la pica más k su madre.

Caparatodos dijo...

ahhhh amo a este Peter comprador! no puede más de tierno ♥

Caparatodos dijo...

me encanta Inmilla!!! :D ya espero con ganas el próximo!!!! y a ver que pasa con este par ;) que comiences bien la semana, amiga!!!! te quiero!

Ari dijo...

LPM como no amar a este chico
te compra con lo que dice
besos

mueroxksiangeles dijo...

Quiero más Inma. Me encanta

vagomi dijo...

Jaja como que Peter se está comiendo demasiado el cuento de la pareja, eh!
Pero que lindooo... Aunque muy confuso para Lali por eso algo maluco, pobre.

vagomi dijo...

Tan raro... Que uno diga algo de como es una persona y se comporté mágicamente de otra manera ese día frente al que lo hablaste! Jajajaja
Sólo lo hacen quedar mal a uno! Jajaj

Alejandra Torrejón dijo...

Uyy como esta metido en el papel del novio perfecto

Publicar un comentario