miércoles, 26 de junio de 2013

Capítulo 57

BUENAS!!!!!!! Muchos motivos para publicar hoy... el primero es que llegó el día "A" por fin! Aunque aquí en España, las que aun no estamos de vacaciones lo veremos mañana porque aquí será de madrugada, pero lo importante es que por fin ALIADOS llega a la pantalla, la vuelta de Cris será espectacular.
La segunda, es que hasta ahora todos los exámenes que hice aprobe =), y estoy feliz! además de que ya solo me quedan dos exámenes y por fin podré decir adiós al curso. 
Y por último quería felicitar a Fatima de http://elrulosiemprevuelveconcasiangeles.blogspot.com.es/ que ha aprobado la Prueba de Acceso a la Universidad (lo que era la selectividad jajaja) y ha saco una NOTAZA! felicidades guapísima!!

A las que hayan hecho también la PAU y hayan aprobado muchas felicidades y que podáis escoger la carrera que os guste; a quienes no, en septiembre habrá otra oportunidad. A las que están de exámenes, suerte y felicidades las que estén aprobando como Faty, Vale, Amaia... y a todas las demás! =)

Os dejo este cap, y como el viernes termino si tengo ganas os subo otro capítulo, y si no el viernes, lo subo el sábado =) Os lo merecéis por estar al otro lado de la pantalla siempre. GRACIAS!!!!! <3

Ahora sí, os dejo el capítulo que os guste mucho! MUACKS! <3

PD: Paz, gracias por animarte a comentar =) aquí os dejo su blog, en cuanto esté de vacaciones me leo tu nove =) http://escribiendo-laliter.blogspot.com.es/


TWITTER: @Inma_06


_______________________________________________________

Capítulo 57

La nueva vida de esta familia ya se estaba haciendo una rutina… los días iban pasando y por cada día descubrían algo nuevo junto a Alma, quien de a poco los iba enseñando a ser padres: los primeros días cada vez que Alma lloraba por la noche, Lali se levantaba para darle de comer y Peter se quedaba despierto mirándolas. Sin embargo cuando sus días libres terminaron y comenzó a trabajar, le costaba mucho quedarse despierto por la noche habiendo tenido que trabajar durante el día, porque eso sí, había hablado con Lali y en el hospital siempre intentaba hablar con sus compañeros para cambiar los turnos de noche, que solían ser pocos al mes, pero había… y como quería estar con su futura mujer y su hija, pues siempre encontraba alguien que le hiciera el favor de cambiarle el turno.

También en alguna que otra conversación había salido a relucir el tema del trabajo de Lali, ella por supuesto iba agotar completa su baja maternal, pero después pretendía reincorporarse a su trabajo a pesar de que Peter no estaba muy de acuerdo. Y conforme el fin de su baja se acercaba Peter más se alteraba al hablar del tema, a Lali le quedaban poco para incorporarse al trabajo, Alma ya tenía casi dos meses.

Como cada fin de semana, solían reunirse toda la familia en alguna casa, ya fuera la de Majo, la de Ana, la de los padres de Peter o la de Lali y Peter, y esta vez tocaba reunión en casa de los recién estrenados papás.

- ¿Qué le pasa a mi hijo? – preguntó Claudia que estaba con Lali en la cocina mientras Peter estaba con su padre en el jardín aprovechando los rayos del sol que alumbraban el día.

- Yo le paso – respondió Lali y Claudia la miró sin entender – Me queda poco tiempo de mi baja maternal, y cuanto más días pasan Peter más irritante está con mi vuelta al trabajo – contestó ella fastidiada.

- Lali cariño, es normal que esté así… se preocupa por vos – dijo Claudia mientras preparaba las bebidas.

- Lo entiendo, Claudia. Pero ya le dije millones de veces que es un tema que no es discutible. Mi trabajo es parte de mí, igual que la medicina va con él – contestó Lali algo molesta.

- Yo te entiendo y entiendo a mi hijo. No puedo ponerme de parte de ninguno de los dos porque en los temas de parejas nadie se puede entrometer más que los afectados, que son ustedes dos.

- Gracias. Y perdón por contestarte así pero me pone mal su reacción – se disculpó Lali.
El timbre sonó, y Peter avisó que el abría así que suegra y nuera siguieron hablando en la cocina.

- No te preocupes, tenele paciencia es un poquito orgulloso mi hijo pero son discusiones de pareja nada más. Todo se va a solucionar.

- ¿Qué se tiene que solucionar? – preguntó Majo entrando con Ana en la cocina.

- Hola mamá, hola hermanita…. Hola gordo – saludó besando a cada una de las mujeres y agarrando en sus brazos a su sobrino.

- Hola Claudia – saludó Majo a su consuegra y después lo hizo Ana.

- ¿De qué hablaban hermanita? – preguntó Ana sentándose en uno de los taburetes y poniendo a Santino en la isla de la cocina.

- De que discutí con Peter de nuevo por mi trabajo. Pero ya no quiero hablar de eso por favor ¿Chris y Carlos? – preguntó para cambiar de tema.

- Tu cuñado tenía que solucionar un tema de trabajo que salió a última hora – respondió Majo – y Carlos me dijo que estaba por llegar, pasó a recoger a Yeyo y a tu hermana que hace poco se levantaron.

- Sí, Juan y yo nos vinimos de casa y se quedaron durmiendo, es lo que tiene salir a la noche y acostarse tarde – comentó Claudia y junto a Majo sonrieron.

- Ahora vos no me cambies de tema – se quejó Ana – qué pasó con Peter exactamente, cuenta por  esa boquita.

- Nada nuevo… no es ninguna novedad que detesta mi trabajo.

- No hables así hija, no detesta tu trabajo simplemente es normal que tenga miedo por vos.

- Harta estoy de ese comentario mamá – dijo Lali terminando de preparar la comida - ¿Pueden parar un poco? Si él tiene miedo yo también tengo miedo de que en su trabajo pueda contraer alguna enfermedad… y ¿yo me quejo? Creo que no.

- Tampoco es para que te pongas así – intervino Ana seca – Pero Lali no me vas a comparar tu trabajo con el de él.

- BASTA – gritó Lali – es mi vida.

- Te equivocas – intervino de nuevo su madre – ya no es tu vida, es vuestra vida: de tu marido, tu hija y tuya.

- Hace unos cuantos meses que no sos más vos hermanita, sino que son ustedes y eso tenés que aceptarlo – le soltó su hermana que jugueteaba con su ahijado.

- ¿Pueden parar? Es algo entre Peter y yo no tienen que meterse – contestó de mala manera Lali – paren un poco y no se metan. Parece que Peter es tu hijo – mirando a Majo – y tu hermano, y no yo. Me voy a cambiar; si quieren lleven la comida y la bebida al jardín.
Sin más, salió de la cocina y subió deprisa a su cuarto para bañarse y vestirse. Al mismo tiempo, Majo y Claudia llevaron las bebidas y la picadita al jardín donde estaba la mesa preparada mientras Ana se encargaba de llevar a Santino, que ya caminaba, poco y agarrado de la mano de alguien, pero caminaba.

- Mira la prima mi amor – dijo Ana acercando a Santino al coche de Alma donde descansaba – cada día está más hermosa.

- Sí, es lo más… este campeón me va a tener que ayudar a quitarle todo los moscones de su lado ¿o no? – dijo Peter tomando a Santino en brazos – Cuñadita querida, cada día más el pequeñajo se parece más a tu marido – dijo Peter sabiendo que de esa manera picaba a su cuñada porque Santino de pequeño se parecía a ella pero ahora era igual a su padre

- Sí lo sé… hace todos los gestos de su padre – admitió Ana – igual que Alma es una fotocopia de mi hermana – contestó y le sacó la lengua a su cuñado mientras se sentaba al lado de su madre y después todos rieron.

- Mentira, mira esos ojos verdes hermosos porque son igualitos a los de su papá... aunque en lo que sí se parece a Lali es en la boca y me encanta, porque amo la boca de tu hermana.

- Juan Pedro – lo retó Ana – no digas esas cosas, están tus padres y mi madre delante.

- No es ningún secreto eh – se defendió él y todos rieron – AMO que mi hija se parezca a su madre – respondió él dejando a Santino en una mantita con sus juguetes – Por cierto ¿dónde está Lali?

- Fue a cambiarse – contestó Majo.

- Y nos contó que habían discutido – comentó Claudia.

- Sí, ayer un poco pero tampoco fue tanto – contestó Peter sentándose junto con ellos.

- ¿Por qué discutieron? – preguntó Juan ajeno a todo.

- Por el trabajo de mi hija.

- ¿Otra vez? – dijo Juan y Peter miró mal a su padre – mirá muchacho, a mí no me mirás así, eso te lo advierto. Es que siempre están con lo mismo Peter.

- Gracias papá por defenderme.

- No es cuestión de defender a nadie hijo – respondió Claudia – yo ya le dije a Lali que no me voy a meter porque eso es cosa de ustedes dos, pero es que es un tema ya muy tratado.

- Hola, les aclaró yo… su hijo soy yo, no Lali – contestó Peter y Ana rio.

- Justo eso dijo mi hermana antes pero al revés. Se quejó porque mi mamá y yo te defendimos y dijimos que era normal que estuvieras preocupado – contó Ana.

- Sí. Es más se enojó con nosotras por defenderte un poco – comentó Majo – igual ya se le va a pasar.

- ¿Se enojó? – preguntó Peter.

- Sí, se enojó – repitió Claudia.

- Peter hijo, ¿por qué no la dejas que haga su trabajo? Vos la conociste cuando ella trabajaba ahí, no es nada nuevo. Basta de ese tema.

- Papá… - intentó contestar Peter pero su padre lo interrumpió.

- Papá nada Juan Pedro. Vos conociste a Mariana con ese trabajo, y cuando aceptaste empezar con ella una relación aceptaste también todo lo que venía con ella, y en eso entra el trabajo.

- Ya pero me da terror que le vuelva a pasar algo, pavor me da.

- Te entiendo. Pero te advierto algo, tu trabajo también es peligroso… en el hospital hay virus, enfermedades contagiosas y vos también están en riesgo, así que están en igualdad de condiciones.

- No papá, ella corre más riesgo que yo.

- Te equivocas. Ella puede ver venir el peligro porque alguien la apunte con un arma o intente hacer algo. Pero vos estás expuesto a bacterias que son invisibles al ojo humano, por si se te olvida – contestó Juan muy seriamente.

- Mejor, voy a buscar a Lali que está tardando – respondió Peter.

Entró en la casa y subió a su cuarto.

- Amor, ¿estás acá? – preguntó abriendo la puerta.

- Estoy en el baño – contestó Lali elevando la voz porque la puerta de su baño estaba cerrada. Ella la abrió y salió envuelta en un albornoz y secándose el pelo con una toalla - ¿pasa algo?

- No, tardabas demasiado nada más, me dijeron que venías a cambiarte, no a bañarte también.

- Ya, eso les dije, pero necesitaba despejarme y la ducha me ayudó mucho – respondió Lali volviendo al cuarto de baño pero dejando la puerta abierta.

- Me contaron que te enojaste – dijo él apoyándose en el marco de la puerta del baño.

- Sí, parece que el hijo de mi madre y el hermano de Ana sos vos en vez de yo.

- Te comento que yo le dije lo mismo a mis papás cuando se enteró que habíamos discutido y por qué habíamos discutido.

- Quizás tengamos que hacer un cambio de familia – dijo Lali intentando sonreír.

- No seas boba… Creo que tu familia comparte mi opinión porque están en mí mismo lugar con respecto a vos, tienen miedo a que te pase a vos. Y mi familia te entiendo a vos por la misma razón – dijo Peter acercándose y quitándole el cepillo a Lali para peinarla él.

- Puede ser… la que mejor me cae ahora mismo es mi adorada suegra que decidió no meterse.

- Sí, pero te aseguro que cuando esté a solas conmigo me echará un buen sermón – contestó Peter riendo y manteniendo la mirada con Lali a través del espejo – Te voy a contar algo: mi papá antes de especializarse en pediatría, trabajó muchos años en urgencias y estuvo varias veces en situaciones… comprometidas.

- ¿Comprometidas? – preguntó Lali frunciendo el ceño y devolviéndole la mirada a través del espejo.

- Sí… antes de trabajar en este hospital, estuvo diez años trabajando en el anterior. Durante esos diez años el hospital vivió varias situaciones algo comprometidas: una vez llevaron a un detenido que había recibido un disparo en el brazo, tuvieron que operarlo y durante su recuperación atacó a uno de los policías que lo custodiaba, se hizo con un arma y secuestró a las enfermeras, médicos y pacientes que estaban en su misma planta del hospital.

- ¿Posta? – Preguntó Lali sin poder creerlo - ¿Tu papá estaba entre los rehenes?

- Sí. Aún recuerdo cuando llamaron a mi madre para avisarla… yo me fui con mi madre y Rochi se quedó cuidando a Yeyo. Pero no solo eso, también tuvieron varias cuarentenas en distintas áreas del hospital y mi papá estuvo en varias de ellas.

- ¿Cuarentenas? – preguntó Lali para que le explicara.

- Sí, por riesgo a contagios de enfermedades graves y normalmente son extrañas cierran el área donde el paciente está. Las cuarentenas se dan porque casi siempre hasta que no se hacen pruebas no se sabe que tiene el paciente, a menos que venga de otro centro con un historial. Después de hacerle las pruebas se descubre y si es una enfermedad grave y de contagio, hay que tener en cuarentena a toda persona que haya mantenido contacto con el paciente hasta cerciorarse que no se han contagiado. – contó Peter- Listo – dijo dejando el cepillo en el mueble del lavabo.

- ¿Por qué me contás esto y por qué ahora? – preguntó Lali girándose y mirando a Peter – no sé a qué viene la verdad.

- Viene a que mi papá me habló claramente y me hizo comprender que yo también corro peligro.

- Yo también te dije eso varias veces y hacés oídos sordos, como si escucharas llover.

- No digas así – dijo Peter agarrando las manos de ella – yo sí te escucho. Lo que pasa es que mi papá me dijo algo más… yo te conocí a vos y ya trabajabas de policía, y me hizo entender que cuando me enamoré de vos y empezamos nuestra relación te acepté tal cual sos, y tu trabajo es parte de vos y no te puedo hacer que lo dejes ni por mí ni por Alma.

- Pitt – intentó hablar ella pero no la dejó.

- En serio te digo La, no quiero discutir más sobre el mismo tema. Te amo y tu trabajo te hace feliz, y si es así yo voy a estar feliz, un poco preocupado pero feliz. Confío en vos y sé que no vas a permitir que te pase nada, nada te va a separar de nuestra princesa ni de mí.

- No sé qué decir – respondió titubeante ella pasando sus manos alrededor del cuello de Peter.

- Solo tenés que decir que me perdonas por ser tan cabeza dura, por querer protegerte de todo aunque no pueda hacerlo… perdóname pero te amo y me sale cuidarte por sobre toda las cosas.

- No te tengo que perdonar. Si cuando te enamoraste de mí y comenzamos nuestra relación vos me aceptaste como soy, con mi trabajo incluido; yo te acepté tal cual sos: cabeza dura y cuida – contestó Lali y se acercó a la boca de Peter para decir sobre sus labios – porque sos MI cabeza dura y MI cuida Pitt. Te amo – y la mínima distancia que aun los separaba se acabó cuando ambos se besaron para demostrarse que a pesar de las peleas, discusiones, trabajos complicados… se amaban y siempre se amarían, que nada ni nadie podía poner en problemas ese amor.

24 comentarios:

vale dijo...

Me encanta! Más!

Fátima Pino Servián dijo...

Ooooooooooooooh!!!! Me encantó el final del capítulo... más tierna la reconciliación de esos dos... son hermosos!! y por fin Peter aceptó que no puede prohibirle a Lali realizar su trabajo...
Gracias por la felicitación y la dedicatoria :)
PD: me quitaste las ganas de estudiar Medicina con el capitulo de hoy... jaja
Besos :)

Anónimo dijo...

Me encanta son unos tiernos aunque lali tambien deberia de trabajar nada mas de psicologa o lo que sea su profecion no como policia alprincipio se metio ahi por que estaba mal por lo que paso pero ya no eso pienso yo


ATTE: Valeria : )

Chari dijo...

Muchas veces escuchamos mas a los d nuestro alrededor k a las personas mas cercanas y k nos aman, y eso les paso a ellos dos.Diciendose lo mismo,pero al fin comprendieron

Arii dijo...

Oooh terminaron siendo mas tiernos, pero seamos sinceros entiendo a Pitt y su preocupacion porqe una vez la vio mal pero tampoco va a dejar todo, es su trabajo,, espero mas! Beso :)

Arii

Caparatodos dijo...

basta!!! no pueden ser así de lindos :') me emocionan pues! jajajaj y que bueno que los dos hayan entendido porque ya estabamos en punto muerto con ese tema! Me encanta Inmilla y te lo repito por milesima vez, CONGRATS por tus aprobados y vamos que sigues así ;) Gracias por el capi que no solo me encanta sino además me relaja y entretiene, me hace bien! :D te quiero y espero más en las vacas (que ya se acercan y con ellas PLQQ y una explosión de catarsis en el grupete) jajajaj besos y exitos en los que te quedan!

Caparatodos dijo...

quiero...

Caparatodos dijo...

M

Caparatodos dijo...

A

Caparatodos dijo...

S

Caparatodos dijo...

Caparatodos dijo...

N

Caparatodos dijo...

O

Caparatodos dijo...

V

Caparatodos dijo...

E

Caparatodos dijo...

L

Caparatodos dijo...

O

Caparatodos dijo...

N

Caparatodos dijo...

G

Caparatodos dijo...

A

Caparatodos dijo...

JIJIIJI nada, eso! Quiero más :P

Giulia Lupi dijo...

Estos dos son lo mas ♥ y los padres tambien ajjaja! Tiene razon peter, los padres de lali estan del lado de el porque sienten la misma preocupacion por lali..los padres de peter saben los riesgos que el corre y se preocupan por el poniendose del lado de peter.. los dos tienen razon pero por suerte peter recapacitò y se dio cuenta de que dejar su trabajo no la haria feliz asique "BRAVOOOOOS" ajajja! me encanto la reconciliacion, son muy tiernos..peter admitiò de haber perdido el control y ahora estan de lo mas bien..con su chiquitina que peter ama se parezca a la madre!Espero mas nove!!Suerte!TK!Giu

Mely dijo...

Hola estaba re perdida estaba en exámenes pero ya me puse al día
Ayyy pequeña pelea pero se arreglaron y eso es lo importante son un amor que hermosa familia
Quiero más

Mariana Rodriguez dijo...

MAAAS! ME ENCANTA QUE LINDA LALI
Tengo nove en mi blog http://amorporcasiangeless.blogspot.mx/
apenas va por el capitulo 6, te espero!
Besos..

Publicar un comentario