martes, 15 de julio de 2014

Capítulo 2 - ¡Ni que fuera verdad!

Buenas buenas!!!!

No sé que pasó, pero estaba convencida de que el capítulo se había subido el jueves pasado.

Gracias por los comentarios, y ojalá la nove al menos cumpla vuestras expectativas. Que disfrutéis de este segundo capítulo. Animaos a seguir comentando en los siguientes capítulos así sé vuestras opiniones. Muchas gracias!!! Un beso.


CAPÍTULO 2

- Esto me sigue pareciendo una locura – me repito a mí misma.

-  Pareces una vieja loca, ¿quieres dejar de cuchichear y hablarte a ti misma?

- Eugenia no me estás ayudando en nada, y te aseguro que con lo nerviosa que estoy tu vida corre peligro – le digo mientras sigo dando vueltas por el salón de casa.

- ¿Pero nerviosa por qué? Ya conoces a Peter, os lleváis bien…

- Sí Euge, pero no es por eso, es porque estoy convencida que esto no va a salir bien. Mi madre se va a dar cuenta de todo… - no paro de hablar y darle vueltas a esa idea en mi cabeza.

- Tranquilízate Lali, en serio te lo digo. Te aseguro que no va a sospechar nada de… - deja de hablar porque suena el telefonillo – yo abro y tu estate quieta por favor.

Va a abrir y dos minutos después abre la puerta y puuedo escuchar como saluda a Peter.

- Hola Lali – me saluda y a pesar de estar esperándolo me sobresalto.

- Hola Peter – respondo.

Es el quien se acerca a mí y me da dos besos, mis nervios se están apoderando de mi cuerpo y soy incapaz de reaccionar.

- Sé que esto puede resultarte algo extraño, y perdón por no decirte a que me dedicaba realmente pero es que una de las condiciones de mi trabajo es ser totalmente discreto. – me dice él disculpándose.

- No te preocupes Peter, tampoco tenías por qué contarme toda tu vida – contesto yo y después de haberlo hecho hasta a mí me ha sonado seca y borde.

- Está muy nerviosa Peter, discúlpala – interviene Euge que también ha  notado mi tono de voz – Gracias por venir a ayudarnos.

- Es mi trabajo Euge, no tienes que darme las gracias – dice él con su esa sonrisa característica que rara vez pierde - ¿Para qué me habéis contratado? Mi empresa no me ha puesto al tanto.

- Sí, porque no quisimos dar mucha información – digo algo avergonzada – esto es muy difícil para mi – él se queda mirándome sin entender a qué me refiero y algo incómodo por mis palabras. – No me refiero a esta situación, ya te he dicho que no me molesta que no me dijeras a que te dedicas de verdad. Me refiero a tener que pedirte a ti que me acompañes.

- Es a lo que me dedico, no me tienes que pedir nada, para eso me has contratado. Además, tenemos algo de confianza, no tiene por qué ser tan difícil. ¿Dónde tenemos que ir y cuándo? – pregunta intentando suavizar y normalizar el ambiente. Aunque claro que para él si era normal lo que está pasando.

- Yo os dejo – nos interrumpe Euge levantándose y cogiendo sus cosas – hablad tranquilo, y ya hablamos nosotras. Adiós guapetones – reparte besos para los dos y se fue.

- Uff – resoplo, cojo aire y sin pensarlo empiezo a hablar. – Tengo casi 30 años, y mi madre tiene cierta tendencia a reprocharme que con mi edad no haya tenido ni tenga pareja formal. La semana que viene tengo reunión familiar porque mi prima quiere contar algo, y Euge tuvo la genial idea según ella, de decirle a mi madre que lo más seguro es que vaya acompañada por alguien especial para que así esta vez no me dé la brasa con el tema – cuento casi de carrerilla mi “drama” familiar.

- Respira, respira, ¿Te traigo agua? – Bromea – Ok, es decir, que me presentarías como tu novio.

- Sí, esa es la idea – respondo mordiéndome los labios.

- Perfecto. Pues tenemos que durante lo que queda de esta semana ponernos al día e inventar una historia sobre nuestra pareja – me dice él.

- Ok. Sería el fin de semana que viene. Saldríamos el viernes temprano de aquí y volveríamos el domingo por la tarde noche. ¿Cuánto me costaría? – pregunto sin pensarlo dos veces – Perdón, fui muy brusca.

- No fuiste brusca. Me contrataste para darte unos servicios y quieres saber cuánto te va a salir, es normal. Relájate por favor – me pide sentándose junto a mí en el sofá – Quiero que sepas que si, después de enterarte a lo que me medico realmente, me hubieses llamado a mí directamente te habría ayudado sin ningún problema y no tendrías que contratar mis servicios. Pero al haber llamado a la agencia, es diferente. Yo tengo que pasar un informe de los días que estaré trabajando para ti y ellos te mandan el presupuesto.

- Gracias, la verdad no creo que le hubiera hecho caso a Euge con esta idea si no hubieras sido tú. Y al mismo tiempo estoy muerta de la vergüenza con esta situación.

- No tienes nada de qué avergonzarte, estoy encantado de poder ayudarte Lali. Lo bueno de que nos conozcamos es que ya hay cierta complicidad y confianza entre nosotros. Solo tenemos que armar nuestra historia y mi personaje, y me tendrás que contar cómo es tu familia, quien es quién…. Para que no nos pillen por sorpresa si hay alguien que quiera saber demás.

- Te aseguro que vamos a sufrir unos cuantos interrogatorios, la primera que lo hará es mi madre – le digo tapándome la cara señal de mi agobio.

- Tranquila – me consuela acariciando mi espalda – ahora me tengo que ir pero mañana podemos quedar a comer y me cuentas como es tu familia, en especial mi futura suegra – bromea y me hace sonreír.

- Peter hay algo que te tengo que decir… creo que tienes que saberlo antes de aceptar acompañarme.

- Dime.

- Sabes que soy Mariana Espósito, que es el apellido de mi padre. Pero mi segundo apellido el cual no suelo usar con mucha frecuencia por no decir nunca, es el apellido de mi madre.

- ¿Tan mala es? – vuelve a bromear.

- Es algo bruja, pero es mi madre y la tengo que querer. Pero no es ese el motivo. Yo también te he mentido.

- ¿No eres dueña de la academia de danza en la que trabajas? – pregunta él algo sorprendido.

- No. Vamos, que sí, que soy la dueña. Con el no, me refería a que no es en eso en lo que te he mentido. Te he mentido, o no te he dicho toda la verdad de dónde vengo. Mi madre se apellida Gahan-Gell.

- ¿Cómo? ¿Tu madre es la dueña de G&G? ¿La cadena hotelera?

- Sí, no ella solamente, mis tíos también. Obviamente los socios mayoritarios siguen siendo mis abuelos, pero mi madre y mis tíos gestionan los distintos hoteles que tiene la cadena.

- Wow, eso no me lo esperaba. No me pareces una niña rica – me dice sorprendido.

- Y no soy ninguna niña rica – respondo algo molesta – lo que tengo lo he conseguido porque he estudiado muchos años y me lo he currado mucho.

- No lo pongo en duda. Perdón, no quería ofenderte – se disculpa - ¿Entonces estamos en paz? – Pregunta tendiéndome la mano y lo miro extrañada – yo te he mentido, tú no me contaste quién era tu familia materna… estamos a mano.

- Sí – digo riendo.

- No te preocupes, que a pesar de tener que actuar delante de tal familia, voy a hacerlo.

- Gracias pero aun no te he dicho donde tenemos que viajar.

- Creo recordar haber leído que los dueños fundadores de la cadena G&G nunca quisieron abandonar su hogar y solo salen de Irlanda cuando es estrictamente necesario – comenta él.

- Pues recuerdas bien. Tienen una villa en el condado Cork. Es mi abuelo quien es de allí, mi abuela es española pero desde muy pequeña se fue a Irlanda.

- A viajar se ha dicho entonces – responde sonriendo y guiñándome un ojo – me encantaría quedarme, pero he quedado para cenar y tengo que ir a casa a ducharme y cambiarme.

- Claro, no te entretengo más – me pongo de pie y vamos hacia la entrada – Gracias Peter.

- No me tienes que agradecer nada Lali de verdad – me responde – es más fácil trabajar con alguien que ya conozco.

- Aunque no sea mucho.

- Lo suficiente – responde él. Se acerca a mí y me da un beso en el cachete– hasta mañana.

- Hasta mañana – respondo con una sonrisa.

Cuando Peter se va, me preparo un baño relajante. Una hora después, llamo a Euge al ver todas las llamadas perdidas que tengo en el teléfono de casa.

- Amiga, creía que te había pasado algo. No me contestabas ni al móvil ni al teléfono fijo – me responde en cuanto me descuelga.

- Me he dado un buen baño relajante, lo necesitaba – respondo mientras abro la nevera para ver que preparo de cenar.

- ¿No me vas a contar nada? – me pregunta.

- Impaciente – digo riendo – pensaba invitarte a cenar a casa y charlar mientras tomábamos un buen vino, pero si quieres te lo cuento ya.

- No, no. En diez minutos subo a tu casa. ¿Llevo algo? – pregunta.

- Sí, el postre. Te espero, besitos. – Me despido.

- Perfecto, ahora te veo. Beso. – Responde y colgamos.
_____________________________________________

Disfruten y dejadme vuestras opiniones. Gracias por leer!!!

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece interesante! Vamos a ver con que me sorprende!
Espero el proximo cap!
Flor..

Chari dijo...

Seca y borde ,jajajajaja,solo xk él le ocultó a k se dedicaba......ahí hay un trasfondo.
Además se sobresalta ,aún sabiendo k es Peter.
Tendrían k haberlo llamado a él directamente,eso dijo Peter,así k me da ,k lo va a hacer d muy buen grado.
Más Inma!!!!,x el del jueves,al menos,jajajaja.

vale dijo...

Me encanta!!

Anónimo dijo...

me encantaaaaaa la novee .. massssssssssssss

Alejandra Torrejón dijo...

Me ha vuelto a encantar como el capítulo anterior y la verdad es que me he reido en algunos momentos sobre todo cuando le pregunta que cuanto le ve a costar, hija es q parecía estar pidiendo un cuarto de kilo de carne. Lo dicho me encanta ya espero el siguiente

Anónimo dijo...

Me gusta mucho!! Sube otro capítulo, me parece interesante la relación de peter y lali, solo espero que ese almuerzo que tiene no sea CON SU NOVIA! Bueno sigue!
@Lalita_Esposs

eva maria dijo...

me encantaaaaaa la novelaaaaaaaaa es buenisimaaaaaaaaaaaaaa. besossssss

mueroxksiangeles dijo...

Inma me encanta, es muy interesante la forma que está empezando la nove. Construyendo una relación ficticia. . .que seguro terminara en real. . .ya estoy deseando leer cuando empiecen los primeros sentimientos. . .el enamoramiento. . .

Caparatodos dijo...

Inmilla!!!! Quiero más!!! :D Muero de ganas por leer ese viaje y la reunión con la familia y, sobre todo, con la mamá! Espero más!

Besos TQ!!!!!

Giulia Lupi dijo...

me gusta me gusta!! ajajjaj te juro que me mata como empieza esta historia, ya veo que estos dos en lo fingido van a hacer magia.. y peter que siempre repite " ya hay cierta confianza" mmmmm que saldra de eso?! ajjaja espero mas, me encanta!! beso guapa, Giu

vagomi dijo...

Ya veremos como les va en el viaje...
Por cierto espero descubrir pronto por que Peter tiene ese trabajo
Besos

Publicar un comentario