sábado, 21 de septiembre de 2013

Capítulo 90

HOLA!!!!! Sé que tardé una semana en subir un nuevo cap pero tengo motivos: no tengo mucho tiempo para escribir y teniendo en cuenta que este es el último capítulo, tenía que escribirlo bien. Tanto este cap, como el epílogo tenían que ser lo mejor que de mi cabeza y mis manos fueran capaz de idear, y así espero que me haya salido. También quiero decir que otro de los motivos es que el tiempo que he tenido libre me he puesto a leer el nuevo libro de Megan Maxwell "Ni lo sueñes" super recomendado. El problema es que a mí me "enganchó" y necesitaba leerlo, otro motivo por el que no pude escribir, perdón.

GRACIAS por todas las firmas y preguntarme por twitter cuando subía. De verdad, me sentía tan mal contestando "no puedo subir hoy" y aun así se conformaban y me decían "no te preocupes cuando puedas sube porfa" GRACIAS infinitas por todo!

Espero que tanto este cap como el epílogo os guste. Hoy subo este, y lo más seguro es que mañana suba el epílogo, sino mañana a más tardar el lunes. Lo voy a dejar escrito y preparado para solo tenerlo que subir cuando ustedes con sus firmas me lo pidan =)

GRACIAS POR TODO!!!!!

Pasen por estos blogs:


BESOS y perdón por repetirme, pero GRACIAS! Feliz Día Internacional de La Paz y feliz día de la primavera/otoño según donde vivan =) <3




TWITTER: @Inma_06
_______________________________________________

Capítulo 90

Los pocos días que faltaban para la boda de Carlos y Majo, pasaron y el día esperado por todos llegó.

- ¿Se puede? – preguntó Lali abriendo un poco la puerta del cuarto de su madre.

- Por supuesto cariño – respondió Majo girándose en el banco de su tocador.

- ¿Lista para que empecemos con toda tu preparación? – preguntó Lali acercándose a su madre y agarrándole las manos.

- Sí – respondió Majo aferrándose a las manos de su hija.

- ¿Estás bien, má? – le preguntó Lali sentándose en un banquito que tenía a los pies de la cama.

- No sé, mi amor – respondió su madre para situarse junto a su hija.

- ¿Cómo que no sabes?

- Es que son muchas cosas las que siento – respondió Majo demostrando estar abrumada.

- Pero si estabas feliz preparando todo mami – dijo Lali sin saber que sucedía.

- Y estoy feliz, mi amor – aseguró Majo para tranquilizarla – pero son demasiadas las cosas que siento dentro de mí además de felicidad – y se levantó mostrando sus nervios.

- Son nervios mamá – aseguró Lali – yo creo que era un flan cuando me casé, y fuiste vos quien me tranquilizó.

- No es eso Lali.

- ¿Entonces qué es?

- Son… sentimientos encontrados – Majo buscaba palabras para expresar lo que sentía – es una inmensa felicidad porque me voy a casar con un hombre al que amo mucho, muchísimo. Pero también es pavor, temor… un miedo inexplicable a que todo salga mal.

- No tiene que salir nada mal mamá. Vos y Carlos se aman, se aman como nunca.

- Pero ese amor se puede terminar. Tengo mucho miedo, hija. Miedo a que todo vuelva a salir mal, a que Carlos se vaya como una vez lo hizo tu padre.

- Mi padre está afuera – respondió Lali levantándose y quedando frente a su madre, quien puso los ojos como platos al escuchar esas palabras – esperándote a que te decidas para darle el sí quiero.

- ¿Dijiste padre refiriéndote a Carlos? – preguntó Majo emocionada.

- Obvio, es mi papá – repitió ella segura de lo que decía – y me parece que si en dos horas no estás listas y en el jardín, se va a poner muy mal.

- Cariño, yo …

- Mamá vení – volvieron a sentarse – no te conté nada porque no quería estropearte los días previos a tu boda. En realidad solo Pitt y Carlos saben lo que te voy a contar. Hace dos días, cuando fuimos con Carlos a recoger su traje, Guillermo se apareció en mi casa.

- ¿Otra vez? ¿Ves por qué te digo que tengo miedo? No nos va a dejar en paz nunca, y Carlos se va a cansar de toda esta situación, lo sé, y es normal.

- ¿Me dejas terminar? Mami, tranquila. No sé qué fue lo que dije esta vez que las anteriores no, lo que sé es que esta vez me aseguró que nos iba a dejar en paz, hasta que llegara el día en caso de que llegue, que mis hermanas o yo decidamos buscarlo. Es más, le pidió a Carlos que fuera feliz con su nueva familia que nos cuidara como él nunca lo hizo.

- No me lo puedo creer.

- Desde ese momento, que supe que había cerrado un tema del pasado y que sentí que era sincero por primera vez conmigo, es que me convencí que lo había perdonado. Y vos deberías hacer lo mismo. Es más, desde ese día es que decidí que me referiría a Carlos como mi papá, porque lo siento, siento que lo quiero como si él si fuera mi padre. Es más, para mí, él es mi padre.

- Mi vida, sos tan fuerte.

- No es cuestión de fortaleza, es cuestión de afrontar la vida como viene y aprender a bailar con la música que suena en cada momento. No sé si algún día pueda estar con Guillermo y mantener una relación con él.

Ese momento fue interrumpido porque alguien llamó a la puerta y Peter entró con Alma de la mano.

- La princesa buscaba a la reina madre – dijo disculpándose por tener que interrumpir el momento.

- No importa hijo – lo disculpo Majo.

- Hola hermosa – Lali besó a su hija - ¿Vas con la abuela y le das unos besotes bien grandes?

- Ela – dijo la pequeña estirando sus brazos para que la sentara en su regazo.

- Yo las dejo – dijo Peter.

- No vení – lo llamó Lali con la mano. Peter se acercó, se la agarró y se aacunclilló a su lado – Mami, desde que conocí a Peter entendí que todo pasaba por algo. Y es que ahora estoy segura que ese espíritu de creer que todo en esta vida pasa porque tiene que pasar lo heredó de la grosa que tengo por Claudia – Peter sonrió sin saber de qué hablaban – el me enseñó que el pasado ya no se puede cambiar, que nadie nos puede decir que sucederá en un futuro, pero que el presente hay que agarrarlo con las dos manos – y entrelazó sus dedos a los de su marido – y no soltarlo, aprovechar que tenemos la oportunidad de vivir una vida rodeada de gente que nos quiere.

- No sos ninguna niña, pero para mí es muy fuerte que mi nena me esté hablando con tanta madurez. Te amo tanto mi amor, a vos, a tus hermanas, a mis nietos y al hombre que me devolvió la ilusión de creer en una relación – dijo Majo emocionada – Gracias por hacer tan feliz a mi hija, Peter.

- No me tenes que agradecer nada Majo – respondió Peter y miró a Lali – yo estoy feliz con la mujer que amo a mi lado, y con la hermosa familia que juntos estamos formando. Te amo.

- Yo también – y sin importar que su madre y su hija la vieran, le plantó un beso a su marido en los labios – me parece que va siendo hora de que…

La puerta volvió a sonar y posteriormente a abrirse.

- Hola – saludó Daniela - ¿Todavía estás así mamá? – preguntó la pequeña de las Espósito.

- Sí, perdón pero estuve charlando con tu hermana.

- Y también llorando – vio los ojos enrojecidos de su madre - ¿pasó algo?

- La felicidad – respondió Peter – la felicidad es lo que pasó y está pasando ahora mismo – se puso en pie para abrazar a su cuñada de costado – son lágrimas de emoción Dani, no te preocupes.

- Ok, me lo creo porque la panza que tengo por hermana está demasiado sensible con mi sobrinito en su interior – y sonrió bromeando con Lali.

- Y yo no me creo la tarada que puse por madrina a mi hija – simuló Lali un enojo aunque no tardó en sonreír.

- Dale mami, se nos hace tarde. Recién vengo del cuarto donde tienen a papá y está desesperado por verte.

- Papá – repitió Majo dándose cuenta de que sus hijas habían aceptado al hombre que ella había escogido para pasar el resto de su vida. No solo lo habían aceptado, sino elegido como a su padre.

- Sí papá – reiteró Daniela – dale Pitt, te llevas a mi hermosa ahijada y le decis a Ana que venga a ayudarnos así terminamos antes, porfis – pidió la pequeña no tan pequeña, ya.
Peter hizo caso a si pedido y tras besar a las mujeres allí presentes, a cada una en el lugar correspondiente, y cargar a su hija en hombros, salió de la habitación para que dos minutos después Ana ingresara a la habitación y comenzaron a preparar a su madre. Primero la maquillaron y la peinaron para después, mientras reían por las locuras de Daniela, y la ayudaron a vestirse. El tema del vestido de la novia había dado un vuelco una semana antes de la boda. El caso fue que Daniela le pidió a su madre que cambiara su traje de chaqueta por un vestido. Si no quería de novia lo entendía, pero al menos que fuera un vestido sedoso y con algo de vuelo, porque quería tener la oportunidad de ver a su madre luciendo como una novia en su boda. Tras mucho insistir, consiguió hacer cambiar a su madre de opinión y le regalaron entre las tres hijas un vestido sencillo en tono coral claro de gasa, lo que hacía que tuviera vuelo. Un vestido de media manga y escote de barco.

- ¿Se puede amiga? – preguntó Claudia.

- Vos siempre podes – respondió Majo.

- Estás hermosa Majo – aseguró la consuegra – Carlos se va a quedar boquiabierto.

- Espero porque no creo que aguante mucho más en estos tacones.

- Siempre te gustaron los tacos altos mamá – le recordó Daniela.

- Pero ya no estoy para estos trotes, hija.

- Si estás hecha una chiquilla, mamita – aseguró Ana y todas rieron.

- Chicas todo listo, solo faltan ustedes – se escuchó la voz de Juan desde el otro lado.

- Ya vamos mi amor – respondió Claudia.

Claudia salió para ver que ya todos estaban fuera en el jardín, esperando en la parte que se había acondicionado para la ceremonia, y así era, todos los invitados estaban esperando que la novia apareciera para comenzar.

- ¿Lista? – preguntó Christian, que sería el padrino de la boda.

- Listísima – respondió Majo sonriendo.

- Te vemos a dos pasos mami – dijo Ana besando a su madre y después a su marido – los amo.

- Me voy con el novio – dijo Lali, que sería la madrina.

- Los aviso cuando puedan salir – añadió Daniela saliendo con Lali.

Las chicas salieron al jardín, se colocaron en sus lugares y Daniela dio el aviso para que todo comenzara. El pianista comenzó a tocar la marcha nupcial y Lali comenzó a andar por el pasillo improvisado junto con Carlos. Dos minutos después, ese pasillo los cruzaron Majo del brazo de su yerno Christian. En los ojos de Majo, la emoción se reflejaba a cada instante, sobre todo cuando Ana en representación de las tres hermanas dijo unas palabras que hicieron a más de uno y una, largar alguna lágrima.

La ceremonia no fue muy extensa, y cuando por fin el juez de paz les dio permiso para que se besaran, los aplausos acompañaron a los novios en ese momento. Besos, abrazos y lágrimas de felicidad. Una vez terminada la ceremonia, comenzó una breve recepción para los invitados mientras los recién casados se hacían fotos en el jardín con la familia e invitados, para después dar comienzo a la celebración. Para ello, Claudia se había encargado de contratar a una empresa de catering que además de servir, montaron dos carpas amplias en el césped y dispusieron bajo ellas las mesas para el convite.

- Hola – Daniela hablaba frente al micrófono y frente a todos los allí presentes – yo creo que me conocen todos – y las risas se hicieron presentes – por si acaso, me presento. Soy Daniela Espósito, la hija de los recién casados. Mi hermana Ana antes leyó unas palabras en nombre de nosotras tres y ahora yo, quiero cantar un par de canciones: una dedicada a mi madre, por todo lo que nos dio y por siempre estar luchando, por ser nuestra mujer de las mil batallas. Y la segunda, es para ambos, para cantarle a ese amor que se tienen, y agradecer a Carlos que le iluminaras la vida a mi madre y agradecerte por ser mi padre. Los quiero.

Sin decir nada más, y calmarse ella misma la emoción para poder cantar, comenzó a sonar los primeros acordes de “Mujer de las mil batallas”.

“Todas las luces del mundo, iluminan tu vereda. Y cada herida la llenan con el amor más profundo. Pero si la noche es larga y sientes que estás perdida, 
recuerda mi melodía que te quiere y acompaña. 
Y sigues tan bonita como ayer, no se despeina el alma. 
Un pasito más, que si se puede, uno y otro más, mujer valiente. 

Lo que diga está de más, ya sé que quieres gritar y no te sientas sola, 
contigo estoy”

Aún entre aplausos, el pianista, un amigo y compañero de la escuela de canto y baile de Daniela, comenzó a tocar la siguiente canción. En este caso los acordes pertenecían a la canción de “Y llegaste tú” de Sin Bandera.

“… y llegaste tú y el mundo me abrazo y llegaste tú y el mundo se paró 
Y llegaste tú y me sorprendió el poder que había en este amor 

y llegaste tú una bendición aún recuerdo el momento en que todo cambió

Mientras Daniela cantaba, Majo y Carlos se agarraban de las manos y emocionados veían orgullosos como su hija les daba ese hermoso regalo, haciendo una de las cosas que más amaba: cantar.

“Hoy que estoy en tus brazos recuerdo mi soledad y me río pensando en las veces que yo te dejé pasar 
y llegaste tú y el mundo me abrazó y llegaste tú y el mundo se paró


Los últimos versos de esta canción, los cantó con micrófono en mano, frente a la mesa dispuesta para los novios y la familia de los mismos. Cuando Daniela entonó el último “llegaste tú” sus padres, se levantaron para abrazarlas y con lágrimas de alegría en los ojos, les dio las gracias por tenerlos como padres.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Que lindo capítulo
Me encanto
Subí más noveee

ATTE.: Valeria : )

vale dijo...

Me hiciste emocionar!! Me encanta más!!

Anónimo dijo...

Hola hoy comento por aca...jaj

Simplemente HERMOSO!!
Si lo qie querias era que te quedara hermoso y que nos emocionaras te felicito porque lo jas conseguido.

Me da mucha pena que se termine porque me he encariado mucho cn esta nove,sobre todo cn las 2 familias jaja pero segura que vendran mas y mejores

Me encantad como escribes..me transportas a la historia desde la primera frase y haces que vva la historia..y eso es porque eres una GRAN escritora.

Te quiero mucho.

@lalitter08

Arii dijo...

Que amoorr, es muy cierto lo que dice Lali :)

Arii

Caparatodos dijo...

ayyy que lindo Inmilla!!!!! me hiciste emocionar! :') te quedó más que perfecto y ahora yo me pongo sensiblona porque no quiero que se acabe!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! jajajajaja

Gracias por esta nove tan linda y por este capítulo que tardo pero fue hermoso! ♥

Te quiero (hasta el infinito y más allá ;)) jajajja besos y espero YA YA YA (pero a la vez no!) el epílogo!

Monica la Cuchuuuu dijo...

Moriii de ternuraaaaª! Increible capiii cuchuuu! No quiero que subas el epilogooo xk se acabara y no kierooo! tqm cuchuuu y te agradezco x subir tremendisima noveeee!ª Bsss y Felicitaciones guapisimaa

Giulia Lupi dijo...

Ay que lindos!!! Majo muy tierna y ni hablar de las chicas!! Me encanto el capitulo..que pena que ya haya llegado al final, vamos a extrañar esta nove!!!Espero el epilogo!beso!!TQ!Giu

Anónimo dijo...

Que lindo me re emocionaste com el cap yo lhore mucho!! ;) me encanto tu nove fue una de las mejores que vi hasta hoy escribiste muy bien cada cap fueram muchas emociones cada cap me hiciste sonríe e llorar con sus palabras !!!!!! Gracias por la nove! Gracias por cada hora que he pasado en frente a la computadora escribiendo la nove e te perdono por tener muy bien gusto para la leitura jajajajaja yo tambiem soy asi quando me encanta el libro yo me olvido de todo!!!! Besotes e nuevamente gracias espero el epilogó!!!!!! (Si yo se el espanhol esta horrible jajajajajaja pero yo creo que entendiste espero mucho que lo tenho entendido jajajaja yo soy brasileira entonces tengo espero tener perdor por los herrores. que continuam jajaja.) Creio que va ler mi comentario!!!! De drihbrasil

Inma dijo...

GRACIAS!!! Lo entiendo bien me parece fascinante como escribes español yo soy incapaz de escribir/hablar portugués brasileño =) gracias por tus hermosas palabras =) y gracias por estar del otro lado leyendo y comentando =)

Chari dijo...

Emocionarme?,naaah,directamente llorando todo el cap.Quedó hermosísimo y emotivo.
Gran superación ,en tan solo una novela.
Eres grande Inma!!!!.Espero k nos sigas sorprendiendo, y tengas muchas ideas para nuevas novelas,siiiiiiii!!!,en plural!!!.
Espero el epílogo.
No dejes nunca d escribir.
Besos.

Anónimo dijo...

Inmita.. Si estabas deseando que te quedars hermoso te doy la enhorabuena porque lo conseguiste!! Hermoso como siempre, me encanto:) Gracias por esta novela linda y por envolvernos en ella cada vez que la leiamos, amo como escribes. Espero el epilogo y que sepas que te seguire en todas tus novelas, porque me encantan y tu manera de escribir. Muchos besos Inmita y mil gracias por recomendarme, eres un amor:))
Maria.

Anónimo dijo...

Inmita.. Si estabas deseando que te quedars hermoso te doy la enhorabuena porque lo conseguiste!! Hermoso como siempre, me encanto:) Gracias por esta novela linda y por envolvernos en ella cada vez que la leiamos, amo como escribes. Espero el epilogo y que sepas que te seguire en todas tus novelas, porque me encantan y tu manera de escribir. Muchos besos Inmita y mil gracias por recomendarme, eres un amor:))
Maria.

Anónimo dijo...

Gracias a vos inma me encanto que me tenga respondido de verdade!! soy un poco tonta en la mayoría del tiempo (de verdad soy muchooooo tonta) pero tu nove me has hecho pensar en mi vida e en como lhevo las cosas pq de verdad no entiendo como mi novio se tenga enojado comigo solo pq me enamore del peter de tu nove!???? no mentira eso... pero de verdad me ecanto los personagens de tu nove a cada cap yo me encante e creo q sos asi de encantadora!!!! besos drihbrasil

Publicar un comentario