lunes, 29 de julio de 2013

Capítulo 61

UPSS fallos técnicos =S Pensé que el capítulo se había subido correctamente el viernes pero no, ni siquiera se quedó guardado en el blog. Pero me di cuenta y aquí estoy. Gracias por las firmas os lo agradezco mucho mucho mucho!!!!  Firmaron 8 personas -aunque mi loca amiga firmó un montón de veces jajajaja- Os agradezco a todas por tomaros ese tiempo para comentar =) 

También agradeceros a quienes leen y no firman, son muchas... entré a ver cuantas visitas tenía el cap y aluciné, ojalá os animéis a firmar para saber vuestra opinión =)

Muchas gracias y vuelvo esta semana, intento el miércoles sino el viernes =) BESOS!!!!!!! <3


TWITTER: @Inma_06

Capítulo 61

La idea era irse unos cuantos días a la casa que en su día habían sido de los abuelos de Peter, porque la pareja creía que no era conveniente ni bueno para Alma viajar durante algunas horas, encerrada en un avión. Cuando fuera más grande, ya harían un viaje en familia y visitarían Chile y Brasil, el primer lugar Lali lo conocía y Peter no, y el segundo país era el caso contrario. Por eso decidieron, que se tomarían unos días de descanso en aquella casa en la que disfrutaron tanto la vez que fueron, además Lali pensó que a Peter le encantaría que su hija estuviera y conociera un lugar que a él le había dado tanta alegría.

- Sos hermosa – volvió a halagar Peter a su recién estrenada mujer, al menos, de manera oficial.

- Vos también, y te amo demasiado – respondió Lali entre besos.

- Pará no entres – casi le ordenó Peter a Lali y ella frenó cuando estaba por abrir la puerta de su casa – déjame a mí y me esperas acá – esta vez sí fue una orden.

Peter entró en la casa y cerró la puerta tras él. Lali miraba por la ventana de la cocina y la que daba al salón por si lo veía, pero no tuvo éxito. Pasado unos quince minutos, cuando Lali no pudo aguantar más golpeó la puerta y comenzó a llamar a Peter para que le abriera, de no ser porque él se había guardado las llaves, ya habría entrado.

- Juan Pedro Lanzani! – gritó – O abres esta puerta inmediatamente o – pero Lali no pudo terminar su frase.

- Horas de casados y ya me estás amenazando, que feo eh – respondió el susodicho abriendo la puerta y con una sonrisa ante la desesperación de Lali.

- No me hace ninguna gracia, ¿se puedes saber que estabas haciendo? – Lali se movía y miraba por encima de los hombros de Peter para ver el interior de su casa, pero no lo logró: a pesar de los tacones, seguía perdiendo en altura contra Peter y además él se había encargado de entrecerrar la puerta para evitar que ella viera nada.

- Date vuelta – le pidió al mismo tiempo que se lo indicaba con la mano haciendo un giro frente a sus ojos. Conocía a Lali y se adelantó a las intenciones de que ella le preguntara el por qué – Date vuelta sin preguntar nada – le pidió Peter y la besó, ella le hizo caso mientras se giró sonriendo.

- Listo caballero, pedido cumplido. ¿Ahora sí me vas a decir para qué?

- Para que no veas lo que quieres ver dentro de casa – le contestó Peter acercándose a ella y la besó en el cuello – te amo Lali – le susurró en el oído.

Ella iba a contestar, pero se quedó sin palabras al ver como Peter la tomaba en sus brazos y con ella así, giró y se quedaron de nuevo mirando a la puerta de su casa. Pudo ver que las luces estaban apagadas.

- Ahora vas a poder ver eso que tanto deseas – le dijo Peter sonriendo – Lali, no sé cómo será el resto de nuestra vida, pero esta noche va a ser de película.

- ¿Cómo podés ser tan agrandado? – preguntó ella riendo.

- ¿Y vos tan poco romántica? – respondió él con otra pregunta.

- Era joda tontito – respondió ella.

- Sé que no eres la mujer más romántica del mundo, pero que de vez en cuando te gusta que haga y diga cosas románticas. Esta noche lo va a ser, vas a ser la protagonista de una hermosa película de amor – la aseguró Peter.

Empujó la puerta levemente con el pie, y entró con Lali en brazos. Cuando entraron, Peter giró para cerrar la puerta con los pies de Lali. Cuando paró, ella pudo ver que había un camino de pétalos de distintas flores que iba desde la puerta de entrada hasta la escalera, pero no acababa ahí, sino que los pétalos continuaban escaleras arriba.

- ¿Todo esto hiciste mientras estuve esperando? – preguntó Lali sin poder creerlo.

- En realidad no, esto ya estaba hecho. Mientras nosotros fuimos a echarnos las fotos, Daniela y Ana me ayudaron. Eso sí, ellas se limitaron a colocarlas, yo les indiqué cómo y dónde tenían que hacerlo – respondió Peter agradeciendo a sus cuñadas pero dejando claro todo, y reconociéndose a sí mismo los méritos de su romanticismo.

- ¿Entonces qué hiciste?

- Lo vas a ver cuándo subamos – respondió y la bajó al suelo – te llevaría en brazos arriba, pero me parece que no es cuestión de rodar por las escaleras en nuestra noche ¿no? –respondió él abrazándola por la cintura.

- No, no quiero acabar muerta hoy, gracias – respondió ella.

- Lamento informarle señorita, que hoy va a acabar para el arrastre – respondió él mientras andaba con ella entre besos hacia la escalera.

- Epa, creo que dijimos chau al romanticismo – dijo Lali al comentario anterior de Peter.

- No me dejaste terminar – respondió él parándose en el primer escalón – vas a terminar muerta de amor, pero tenés a tu doctor particular para que te atienda.

- ¿Particular?

- Exclusivamente tuyo, hermosa.

- Me encanta como suena eso – dijo ella y comenzaron a subir los escalones, eso sí no faltaron los besos en ningún momento.

- Peter – moduló Lali sin parpadear al ver el pasillo de velas rojas y blancas, colocadas dentro de pequeños tarros de cristal, que comenzaban desde el final de las escaleras hasta su dormitorio – mi amor.

- Te encanta, lo sé – dijo Peter para evitar que la emoción de Lali fluyera de sus ojos en forma de lágrimas – esto es para vos, para nosotros.

- ¿Esto es lo que hiciste?

- Y sí, las diosas de mis cuñadas las colocaron, pero era un peligro dejarlas prendidas – comentó él algo obvio – Acompañame – le pidió él y ella le tomó la mano. Se pararon en la puerta – Bienvenida a la mejor noche de tu vida – Peter abrió la puerta y la emoción volvió a mostrarse en los ojos de Lali – esta noche, solos vos y yo.

- Protagonistas de nuestra película de amor – continuó Lali interrumpiendo a Peter – sos el mejor galán que pude escoger para tenerte por el resto de mi vida junto a mí.

- Siempre juntos. Junto a la hermosa familia que comenzamos a formar – dijo Peter mientras de la mano caminaban hacia la cama – te amo Mariana Espósito, y nuestra boda solo fue para celebrar con todas las personas que nos quieren, el amor que nos unió desde que nos conocimos, ese mismo amor que nos une pero fortalecido por todo lo que pasamos, y es el mismo amor que seguirá estando ahí aunque los años pasen.

- No será el mismo amor. Será un amor latente y vivo como ahora, pero que será un amor mucho más grande – aclaró Lali y sin dudarlo se lanzó a los labios de su marido.

Los besos comenzaron lentos, románticos, amorosos… pero ese amor del que hablaban, no tardó en dejar paso a la pasión que los acompañó desde que se conocieron. Esa pasión provocó que los besos subieran de intensidad, que sus lenguas danzaran juntas un mismo baile, que sus bocas se buscaran y necesitaran cada vez que paraban los besos para poder tomar aire. La necesidad de demostrarse físicamente ese amor que se profesaban, los llevó a que sus bocas no fueran las únicas que buscaran refugios en los labios del otro, sino que sus manos tocaran el cuerpo de esa persona a la que amaban  y con la que eligieron compartir su vida; por eso al mismo tiempo que se besaban y lograban decirse en susurros cuanto se amaban, se deshicieron de todas las prendas que les estorbaba. Cuando solo su piel los vestía, Peter tumbó a Lali en la cama y comenzó a recorrer todas las partes de su cuerpo: besándola, acariciándola, disfrutándola y haciéndola disfrutar. Cuando Lali sintió el deseo de hacer lo mismo con Peter, no lo dudó un segundo e hizo disfrutar a su marido al igual que él acaba de hacer con ella. Sin embargo, este último juego lo paró Peter cuando no se resistió más y necesitaba demostrarle completamente a Lali cuanto la amaba, y ella lo permitió porque deseaba y ansiaba lo mismo. Por ello sin dejar de besarse y acariciarse, la recién pareja de casados pasó toda la noche mostrándose en cuerpo y alma cuanto se amaban, entregándose y dejándose llevar por todas las emociones, sentimientos y deseos que sintieron.

Esa noche se les hizo demasiado corta… lo bueno de todo, es que les quedaba toda una vida por delante para seguir disfrutándose a cada segundo de cada día… y de cada noche.

Cuando amaneció, Lali se levantó, y buscó una camiseta de Peter, consciente de que a él le encantaba que usara su ropa. Una vez se la había puesto, bajó y preparó un desayuno bien completo para consentir a su marido, aunque a decir verdad ese desayuno le iría de perla a los dos después de la noche de boda tan pasional y amorosa que acababan de pasar.

- Apaa pero que hermosa que estás con mi remera, me vuelve loco verte así vestida – dijo Peter cuando vio a Lali aparecer con la bandeja y vestida solo con su camiseta.

- Gracias y me la puse porque sé que te encanta. Cuidado, acomódate un poco porfa – le pidió Lali para dejar la bandeja en la cama y besar sus labios – buen día marido.

- Buen día mujer – respondió Peter y volvió a besarla y le mordió un poco el labio inferior, algo que ella adoraba – que rico parece el desayuno.

- Necesitamos recuperar energías – aclaró Lali metiéndose de nuevo en la cama.

- Pues sí, porque pasamos muy linda noche – añadió Peter y volvió a besarla – pará, pongamos música mientras desayunamos – propuso Peter.

Se levantó, encendió el reproductor y la música comenzó a armonizar el ambiente de aquella habitación. Peter volvió a la cama y comenzaron a desayunar.

- ¿Qué miras? ¿y qué pensas? – le preguntó Peter a Lali porque ella no dejaba de mirarlo mientras desayunaban.

- Te miro a vos. Y pienso que te amo y que necesito que estés siempre conmigo porque no sabría vivir sin vos. Te necesito para siempre a mi lado – respondió ella.

-  Alguien me dijo una vez que “nunca” y “siempre” no son palabras que deban a usarse muy a menudo porque podríamos arrepentirnos - acuñó Peter – sin embargo yo creo que viniendo de vos, de tus labios, de tu boca… ese SIEMPRE suena maravilloso.

Peter apartó la bandeja de la cama y la dejó en el suelo, para luego volverse y no tardar más de un segundo en volver a tener a Lali entre sus brazos. Poco después de que empezaran la mañana amándose entre las sábanas, terminaron de desayunar y partieron para casa de Peter donde recogerían a su pequeña hija y se irían unos días a descansar a la casa de los abuelos de Peter.

- Cuando lleguen, llámennos por favor chicos – les pidió Claudia a su hijo y nuera.

- Y sí necesitás algo de Alma, nos avisan que nosotros se lo llevamos – añadió Majo que había ido junto con Carlos a despedirlos.

- Sí a las dos. Nos vamos pocos días. Las llamamos todos los días, las quiero mucho – dijo Lali girándose hacia ellas, después de haber sentado y asegurado a su hija en el coche – a la vuelta nos vemos.

- Chau mamá – dijo Peter a su lado y le dio dos besos – chau suegrita linda – también se despidió de Majo.

Una vez las despedidas se terminaron, Lali, Peter y Alma fueron a esa casa donde pasarían su luna de miel. Casa donde Peter había vivido muy buenos momentos en su infancia y adolescencia, e incluso de adulto.  Pero sobre todo era importante porque había estado en esa casa con Lali, habían hecho el amor allí, le había contado a Lali la verdad sobre su ex. Sin duda era el sitio perfecto para descansar y olvidarse del mundo, al menos por unos días.

12 comentarios:

laliter08 dijo...

Holaaaaa!!! Hoy comento por aquí porque justo me pillaste preparando el cap de mi nove jaja

Me encanto el cap, siempre me han dado mucha ternura laliter en tu novee

laliter08 dijo...

Yo quiero un Peter así en mi vida jajaj

Y quien no,verdad?jajaj

Quiero agradecerte, una vez mas, por estar siempreee.

GRACIAS! :))

Besitos !

Monica la Cuchuuuu dijo...

ay Inmaa te quieroo ! Eres una genia total! jajaja me has hecho llorar durante todo el capi! Entre k hoy no es mi dia y lo que tu sabes sobre mi abu, he llorado como una madalena! jajaja K haria yo sin tu nove xd? kiero saber ya las vueltas k va a dar la nove xd! tengo intriga y mucha ansiedad x saberloo! Gracias x subir! Felicitaciones x el capi k ha sido lo mas tierno k puede ser en la vida un capi y con lo que a mi me gusta lo tiernuchis me has matado! jajajajaa Como sabes lo que me gusta leer ehh ! jajaja Tq cuchufletaa! bsss

Anónimo dijo...

Que Lindo me encanta
Subi mas noveeeee

ATTE: Valeria : )

mueroxksiangeles dijo...

Hola Inma, ya leí y a partir de ahora aquí estaré. Aunque voy a intentar leerme toda la nove porque no se lo que le contó de la ex y me mata la intriga. Un besito

Arii dijo...

Aaaaaaa aaa a jaja me eencaaaaaaanto! Super tiernos :)

Arii

TIMKA TIZOR dijo...

LISTO!! me puse al dia!! aiiiii son unos tiernos unos amorosos!! aii LOS AMO!! quiero seguir leyendo porfaaaa!! jaajja! un beso grande!!!

faty***

Chari dijo...

K dulces,no pierden el romanticismo.Se nota k se aman y aman a su beba.Toooodito lo k puede pasar en casa de los abuelis ,y despues un gran viaje en familia a compartir lo k cada uno sabe d esos paises hermosos.X como van aumentan la familia y a Disney.Muchas interrupciones,pero x fin pude dejar el comentario.

eva maria dijo...

me ha encantadooooooooooooo el capitulo como siempre peter ha sido tan romantico. yo quiero uno igualito en mi vida.

Carolina Astudillo dijo...

me encanta que peter sea tierno con lali

Caparatodos dijo...

chau, morí de amor que CAPITULON!!!! perfecto es poco... la ternura y cancherismo de Peter me pudieron jajajajja se hacia el winner para que no viera lo tiernito que era! y mandame un doctor particular a mi tmbn! quiero uno para llevar, por favor :P jajajajaja ME ENCANTA, ANTA, ANTA!!!

Y, no se si tiene que ver, pero la descripcion del beso con mordida de labio inferior me hizo acordar a PLQQOD no sé si ya tenemos un problema serio o que pero buehhh jajajajja

Caparatodos dijo...

por algo somos Cuchus no?! quiero mas inmilla!!!!

Publicar un comentario